22 agosto 2006

Más epigramas

Otros epigramas que espero que os gusten. Se nota un poco de qué pie cojeo y por qué lado trastablillo, pero está bien que esas cosas se noten. Se supone que, oficialmente, estamos en una democracia y ese miedo que tenemos algunos de decir lo que pensamos -miedo no del todo irracional- no debería existir. Pero existe. Uno puede cantar loas y alabanzas a la izquierda con total tranquilidad, pero no al revés.

Eso sí, no vayan a pensar que soy del PP. El PP me queda un poco lejos también, y también un poco a la izquierda. Creo que de tanto centrarse se ha descentrado de su sitio. Pero le ayudo en lo que puedo. No me gusta que le tachen de extrema derecha, eso es absurdo porque a mí entonces no me dejan mapa electoral. Además, de extremo el PP tiene poco, y de derecha va perdiendo.

Mis más admirados políticos en la historia, y por ahora (siempre se puede profundizar más en el conocimiento de la misma) son Abraham Lincoln, Winston Churchill y Antonio Cánovas del Castillo. Desde pequeño yo decía que era liberal conservador, y mira por donde Cánovas, el Monstruo, también lo era. Feliz coincidencia. Dentro de poco escribiré unas cuantas anécdotas del mismo.

Pero estos epigramas bajan más al chiste de la subpolítica de estos días. Así por ejemplo a Montilla:

Montilla no comparece
a la ronda del Congreso,
asunto: el aeropuerto.
No es porque tonto parece,
no porque no tenga seso,
es porque es un "gilipuerto".


Y otra vez a Zerolo, objeto de mi más abyecta inspiración:

Dicen que el delta de Venus
para Zerolo secó,
mas le riza su recuerdo
el pelo del cabezón.


Y esta es una verdad como la copa de un pino:

Una duda me corroe,
a ver de ello qué decís:
la política del PSOE
¿se hace pública en el BOE
o se lee en El País?


Esto fue de hace años, cuando Trinidad Jiménez salió en chaqueta de cuero en las elecciones, creo que a la Alcaldía de Madrid:

Trini Jiménez en cueros
ejerció mejor su oficio:
sin cobrar por el servicio
levantó el voto de heteros.


Y este epigrama como consecuencia de aquél:

Del partido del gobierno
puedo decir una cosa:
vistan de cuero o de rosa
sólo hay cabrón y cuerno.


Este último apolítico del todo, o mejor, de política local, de andar por casa:

De mi patio de vecinos
no se puede decir mucho:
excepto algún que otro chucho
está lleno de cretinos.

Y nada más, por ahora.

No hay comentarios: