12 agosto 2006

Tragaderas del PP

Lejos de parecer un partido político que defiende sus ideas, los derechos de quienes les votan y los intereses del país -nación, estado y todo, que en España, por mucho que se quiera, no caben localismos-, el PP se está convirtiendo en un retrete que todo lo traga.

Ya pueden echar mierda allí -y con perdón-, desdel el Prestige, la guerra de Iraq, un largo etcétera y hasta los incendios de Galicia, que todo va al fondo. Si se descuidan acabarán haciendoles responsables de la Guerra de las Galaxias. De lo del 11-M no pueden, porque de estas cosas suelen ser más culpables los que se niegan a investigar del asunto, que quien no quiere investigar es porque algo oculta.

Si por lo menos patalearan un poco. Un poco y con rabia. Ya sé que no tienen medios para que se les escuche, pero es que tampoco lanzan mensajes adecuados para salir en los medios. Rajoy es un excelente parlamentario y una persona muy inteligente, pero de tan inteligente que es le entienden pocas personas cuando habla. Al pueblo hay que hablarle llanamente y soltar algún exabrupto alguna vez, porque si no, no se deja huella y nada queda en la memoria. "¿Y qué dijo el del PP? Dijo: ¡coño, esto no hay quien lo aguante!". Que cale algo y que se defienda aunque haya de ser a cara de perro.

Si una ministra dice que Murcia y Valencia desperdician el agua, cuando lo que hacen son maravillas con la poca que tienen, lo que hay que decirle a esa ministra no es deslenguada, es ignorante -y por tanto tonta de remate-, hija de tal -de tal o de cual todos somos hijos-, malnacida, alcahueta, mentirosa, mastuerza y todo lo que a uno se le ocurra. Pero eso sí, sin faltar, que no se falta cuando se dice la verdad, y esta verdad se queda además algo corta.

No hay comentarios: