26 agosto 2006

Un poco de Rilke

Quizá de todos los poemas que conozco de Rilke, que son bastantes, este es el que más me gusta. Claro, que ya me quisiera saber alemán y leerlos en el original. Entonces seguro que cambiarían mis preferencias, o que mis preferencias serían muchas más. Por ahora éste y con esta traducción, que no sé de quién es y ya lo siento:

Canción de amor

"¿Cómo he de sostener mi alma para
que no roce a la tuya? ¿Cómo hacerla
pasar por encima de ti hacia otras cosas?
Yo quisiera alojarla en lo oscuro
junto a cualquier cosa perdida,
en un lugar ajeno y calmo, que
no resuene cuando vibren tus honduras.
Pero todo los que nos toca a ti y a mí
nos toma juntos, como el arco, al pasar,
saca de dos cuerdas una sola voz.
¿En qué instrumento estamos tensados?
¿Y qué violinista nos empuña en la mano?
Oh dulce canción. "

Espero que os guste a vosotros también.

Y ya que estamos puestos, os transcribo otro poema del Libro de las Horas, que algunos lo interpretan como un poema de amor, otros como una oración. Creo que al fin y al cabo las dos cosas son lo mismo. Pero silencio, que habla Rainer María:

Apágame los ojos: puedo verte;
ciérrame las orejas: puedo oírte,
y sin pies puedo andar hacia ti,
y aun sin boca puedo invocarte.
Arráncame los brazos y te asiré
con el corazón como con una mano,
detén mi corazón y latirá mi cerebro,
y si incendias mi cerebro
te llevaré en mi sangre.

No hay comentarios: