27 octubre 2006

Un zulo... en la Moncloa

La banda terrorista ha llegado a un grado de refinamiento tal que ha conseguido mantener ocuulto en la Moncloa un zulo desde marzo de 2004, donde tiene encerrado a un preso político que pretende usar para negociar y conseguir la independencia de las Vascongadas.
El zulo, por su forma y tamaño, ha pasado inadvertido pues se confunde con el mismo Palacio de la Moncloa. En cambio, el secuestrado, aunque se ha hecho notar mucho estos dos últimos años, no ha sido echado en falta por nadie.
Parece ser que sufre el síndrome de Estocolmo -o de Helsinki, que confundo capitales con síndromes- además de presentar síntomas claros del síndrome de Down, aunque no lo padezca. Informado de que podía abandonar dicho zulo y escapar de las garras de la banda terrorista, extrañamente dicho secuetrado no ha querido hacerlo.
Y es que, el señor Rodríguez Zapatero -que así se llama el preso político- afirma estar a gusto en compañía de sus captores y se muestra dispuesto a darles todo lo que le pidan. En estos casos las autoridades médicas y el colegio de azafatas recomiendan sacarlo por la fuerza del zulo e internarlo en un centro psiquiátrico para la cura de dichos síntomas, lavativas y tratamientos intensivos del recto.
El zulo, después de ser desinfectado, se recomienda que se entregue a un nuevo habitante, mejor si es católico, liberal conservador y yo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, Rictus. Soy Marianín. Mira, mi mail es marianocadizz@yahoo.es. Escríbeme, porque no recuerdo exactamente cuál era tu correo. Ya ves que me paso por tu blog. Lo tengo en favoritos, para que no se me despiste. También te quiero recomendar otro blog, por si te interesa, que es el siguiente: http://egmaiquez.blogspot.com. Es de Enrique García-Máiquez poeta del Pto Sª Mª, que no soporta a Caballero Bonald y que además ha empezado a escribir recientemente en Alba. En fin, todo un personaje puntero y políticamente incorrecto. Sus comentarios políticos, por lo que he podido ver, se hallan, grosso modo, cercanos a los tuyos. Por cierto, si sigues en lo de las opos, vete preparando. El nuevo estatuto (de los andaluces y andaluzas) tiene 200 artículos y habrá que aprenderlo. A lo mejor me voy a vivir a Sevilla. Cuando lo sepa seguro, te lo cuento.

Un abrazo

Rictus Morte dijo...

¡Albricias! Avisa cuando aterrices, y si necesitas ayuda para poner en orden tu piso ya sabes que puedes contar con... mi hermano para lo que sea. Ya te enviaré un email con la dirección de correo y le echaré un vistazo a ese blog. Además, podremos vernos en la biblioteca por las tardes, apurando los artículos del nuevo estatuto -yo nunca tuve que aprenderme el antiguo, eso es una suerte-.

un abrazo