24 noviembre 2006

John Martin's

"There is an inn, a merry old inn
beneath an old grey hill.
And there they brew a beer so brown
that the man in the moon himself came down
one night to drink his fill."

Y yo me pregunto, ¿qué cerveza sería capaz de hacer bajar al hombre de la Luna? Difícil respuesta porque cervezas hay muchas. Pero creo que sólo una puede obrar ese prodigio que nos contó Tolkien en la canción escrita, cantada por Frodo en el Pony Pisador, una John Martin's.

Y es que se puede hablar de los beneficios de la cerveza, que son muchos, pero yo hablaría más de cómo me beneficio a la cerveza. Y se puede hablar de la cerveza, pero yo no lo haré, yo voy a hablar de La cerveza. Para mí, una de las mejores que se pueden saborear. Quizá la mejor en relación calidad precio. Porque hay otras, muy caras, que también están muy buenas, pero que al bolsillo le da algo de pereza catarlas. Y eso que mi bolsillo con los buenos espirituosos es muy generoso.

El principal problema es dónde saborear esta deliciosa cerveza. Y es que, al ser extranjera el espacio de distribución es muy limitado. Suelen tenerla en las buenas cervecerías que importan líquidos de fuera. Y al decir buenas quiero decir que en aquellas cervecerías donde no la haya no son buenas cervecerías.

En Sevilla yo la cato con cierta frecuencia en la Cervecería Internacional. Un buen sitio, en el barrio del Arenal, al ladito de la Plaza Nueva y la Catedral, donde tienen una carta de cervezas que casi es un libro. Hay muy buenas cervezas, a muchas las conozco ya y nos tratamos desde hace tiempo. Pero cuando llego a la cervecería a veces ni cojo la carta, porque pienso que voy a acabar pidiendo mi John Martin's. Y así sucede.

¿Y cómo definirla? No sabría cómo hacerlo. Para saber cual es su sabor lo mejor es probarla. Cuando leo lo que escriben algunos etnólogos en las etiquetas de los vinos, describiéndolos, me quedo como estaba. Tengo que probarlos. A lo único a que me ayudan es a poder apreciar momentáneamente un matiz más en la amplia gama de los colores. Momentáneamente porque mi capacidad de almacenamiento en materia de colores es escasa. Soy un hombre gris en esta materia. Con los colores básicos voy sobrado. Sí, sé que hay un blanco roto, un blanco sucio, un blanco cáscara de huevo... Pero yo sólo veo blanco.

Pues esta cerveza es oscura, tostada, y exquisita.

¡John Martin's! Hija de un británico que se trasladó a Bélgica, tiene el toque inglés de las cervezas ale tostadas, y el afrutado belga, país donde creo que se producen las mejores cervezas.

Las tipo Ale son para mí las más sabrosas, hasta el punto que la expresión para animar "¡Ale, ale!", que creo que proviene del francés "allez", pero no me hagan caso, es mi favorita. Así que esta es mi recomendación en cervezas. Otro día atacaré a los whiskys.

¡Ale, ale!

19 comentarios:

Maggie dijo...

Aquí poco opino. No bebo alcohol, pero no por convicción o por salud, sino porque no me gusta.

QRM dijo...

¿¡Encuerada en la nieve y sin vodka o equivalentes¡? Aquí hay gato encerrado.

A mi me apasiona la cerveza. Stout, Ale, Pilsener, Abadía, de trigo, con más o menos lúpulo,... Me gustan todas.
Quizá por la costumbre, prefiero la Pilsener, porque en mi tierra predomina una excelente: "Estrella Galicia", que es La Cerveza por antonomasia.
La mejor que yo he probado es una artesanal que se hacía en una cervecería de Praga. La sirven helada y en enormes jarras de litro. Y sabe a poco.

Cuando entres en el güisqui, empieza por Glenrodes. Yo empezaría por los de Kentuky, pero eso no es güisqui. ¿O sí?

Jesús Sanz Rioja dijo...

Me has recordado que tengo una Judas en el frigorífico. Gracias.

Maggie dijo...

Herr Bier, cuando una mujer tiene la sangre caliente no necesita de ninguna caloría (*) extra, no como ustedes, que parece que pasan frío todo el año.

(*) Lo digo porque la cerveza engorda. ¿O sí?

Chesk dijo...

Mmm, a mí me gusta mucho la Kilkenny, pero la encuentro en cuatro sitios contados; tengo que buscar los pubs irlandeses típicos para conseguir tomarme una.

Eso sí, cuando la encuentro es uno de los mayores placeres.

Y, para consumo común y habitual, una mahou clásica bien congelada. :)

Cuando quieras Rictus, traes el tema de vinos y de whisky. Ahí también tengo mis preferencias bien predeterminadas. Una, que se vuelve animal de costumbres. :)

Chesk dijo...

Jesús, a mí me ha hecho ver qué vino tengo en casa...

Rictus Morte dijo...

No Maggie, la cerveza no engorda. Es como todo, si te tomas cuatro cervezas pues sí, pero si eres cauto ni engorda ni se sube a la cabeza. Y dicen que es muy buena, algún día pegaré sus efectos beneficiosos.

A mí también me gustan todas, pero la vida me ha llevado a una, la John Martin's. He probado muchas y he disfrutado con casi todas. Las españolas suelen ser muy buenas, pero de un estilo lager o pilsen que son para refrescarse más que nada. La Cruzcampo, u otras que se hacen por Andalucía, Mahou, Ambar... Son muy buenas.

Las checas me encantan, y también son muy refrescantes. Hay una, la Buweiser checa, que también la tomo mucho.

jesús, la Judas, Bierr du Demon, La Guillotine... Hay cervezas que tienen nombres malditos, pero un sabor esquisito. Como la tentación...

Maggie, no te tapes nunca. Cuando es invierno siempre me ha alegrado lo que un amigo llama la calefacción por solidaridad ;)

La Kilkenny es muy parecida a la Murphy, cervezas rojas irlandesas. Las ponen sobre todo en los pubs irlandeses, lo que pasa es que en España hay más sitios donde ponen Murphy.

Hablaré de los whiskys, y qrm, el de Kentucky también es whisky, bourbon. Como el de Tenesse, o el de Texas. Los Jack Daniel's, Blanton, Jim Beam... Son whiskys dulces, que me recuerdan a los irlandeses -Jameson-.

lo dejo, no quiero parecer un experto en esto de los alcoholes que luego me saco fama de borracho, y ni siquiera tengo presupuesto para serlo...

Maggie dijo...

La cerveza sí engorda. ¿De dónde salen si no esas acertadamente denominadas "panzas cerveceras"?

En lo de que sí estoy de acuerdo es en que es beneficiosa. Y que no me guste el alcohol no significa que no le pegue a una buena birra y similares de vez en cuando. Yo tengo predilección por la Guiness, pero lo mío es amor de madre, por mis etapas irlandesas. Por cierto, ¿habéis visitado el museo Guiness en Dublín? Las dos primeras veces que visité aquella ciudad, en los lejanos años 80, no pasé sin tomarme una pinta en el pub de la Guiness, enre otras cosas.

marce dijo...

lo que engordan son las tapas y aperitivos que se toman con ella,no la cerveza en si,a la tripa esa deberian cambiarle el nombre,a mi tambien me gustan casi todas rictus,supongo que conoces la franziskaner,de trigo,esa me ancanta,tambien bebo foster,quilmes o budweisser porque me gustan los paises de los que proceden,pero bueno,no le hago ascos a casi ninguna aunque las negras no me terminan de convencer.

Rictus Morte dijo...

Marce tiene razón Maggie. Una cerveza, como un pedazo de pan, no engorda. Tiene unas pocas calorías. Cuatro cervezas sí engordan. Y las tripas cerveceras, conozco algunas, es de darle y darle, una tras otra, cada día.

La Guiness no me gusta mucho. Se bebe pero no es de las que me hagan mucha gracia. Aún así he oído que la Guiness en Irlanda sabe distinta de la de aquí. Puede ser algo así como la Cruzcampo en Sevilla, que sabe mejor.

La cerveza negra es muy buena. No es de mis preferidas, pero si quieres saborear una muy buena, negra, apunta: Marston Oyster Stout. Sabe distinta. Excelente, como todas las Marston -quizá de lo mejor de las islas-.

La Franciskaner fue mi refugio en la antigua Cervecería Bruselas de Cáceres, a los diecisiés años. Los domingos con un amigo me pedía una, porque era la más barata y tenía medio litro -cuando uno es adolescente, el tamaño sí que importa-. Con media raja de limón.

Chesk dijo...

La Kilkenny es muy parecida a la Murphy, cervezas rojas irlandesas

Se parecerán, pero como la primera nada. Yo tenía un sitio , en Bilbao, localizado donde la ponían. Siempre que pasaba por allí de noche, intentábamos entrar para disfrutar de una pinta.

Maggie dijo...

Los anglosajones no toman tapas con la cerveza, y en cambio, les sale tripa cervecera. Uno más uno...

Me refería, obviamente, a varias cervezas. Una sola claro que no engorda.

Sí, la Guiness de allá no tiene nada que ver con la de aquí. Yo aquí ni la pruebo.

En fin, en breve tendré ocasión de degustar la Castle genuina.

Rictus Morte dijo...

Chesk, es lo mejor. Saber qué cerveza te gusta y disfrutar de ella lo psible, aunque veo que te resulta difícil.

Ya me contarás Maggie cómo es la Castle, que no la conozco.

Maggie dijo...

¿Dónde demonios se ha ido mi comment? Había puesto que ya te contaré, es una cerveza sudafricana, pero si no las pruebas "in situ" no es lo mismo.

Te contaba también la historia de la cerveza negra: se cuenta que durante un incendio en Dublín se quemó toda la cosecha de cebada. El ahorrativo rey decidió aprovecharla para hacer cerveza: parece que le gustó y ordenó disribuirla entre sus súbditos... y hasta ahora.

Este blogger está cada vez peor. Todo para que nos cambiemos a Beta, y encima, cuando quieres hacerlo, no te deja el muy....

Anónimo dijo...

ME MOLA LA CERVEZA PORQUE SE MEA MUCHO.

MEMES.

Rictus Morte dijo...

Siento que hayas tenido que repetir el comment pero te lo agradezco, Maggie. Ya sé a quién se le ocurrió hacer cerveza negra, ;)


Memes, si andas mal del riñón la cerveza te viene de miedo.

Maggie dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Maggie dijo...

Ja, ja, pues al final podría habérmelo ahorrado. :)

Blogger es sabio...

Anónimo dijo...

Gooey Ducks grow to about two pounds in four or five years.
[url=http://www.gooey-duck.com/]gooey duck[/url]