03 diciembre 2006

Elemental, mi querido Watson

Muchas veces se ha denostado al querido Watson por parecer estúpido, pero díganme, ¿quién no parecería estúpido ante una de las mentes más brillantes y arrogantes que han existido?




Haciendo una burda comparación se suele decir que el nivel medio de intelegencia está ponderado en 100. John H. Watson era no sólo médico, sino doctor, y además un excelente escritor. Su coeficiente podría baremarse en 130. El profesor Moriarty, archienemigo de Holmes, es un matemático genial a la altura intelectual de John Stuart Mill, cuyo coeficiente podría estar entre 190 y 200. Y Holmes, como él mismo reconoce, tiene una mente aún más perspicaz que la de Moriarty y rondaría los 200 puntos su coeficiente. Así que al lado de este genio, ¿quién no parecería estúpido?

Por otro lado hay que recordar la existencia del hermano de Holmes, Mycroft,


todavía más inteligente que el mismo Holmes. Cerebros tan hondos causan vértigo y casi es una lástima que sean sólo ficción.

Además Watson era un conquistador nato, mujeres de tres continentes podrían corroborarlo. En cambio Holmes era misógino, o casi. Desconfiaba de las mujeres y, excepto en la película "La vida privada de Sherlock Holmes", no se le conoce trato con mujeres. Esto, a mi entender, da más puntos todavía a Watson.



Como se aprecia en la imagen, Holmes no tenía el trato fácil con las chicas. ¿Y a qué viene este post? Pues a nada en particular, escuché comentarios hirientes acerca de mi querido doctor Watson y a los amigos hay que defenderlos. Lo cierto es que Sherlock Holmes es una maravilla, me encantan sus relatos y el estilo en el que está escrito me parece genial. Las ilustraciones son de Sidney Paget, el ilustrador que las hizo para su publicación en el Strand magazine, donde fueron publicadas por vez primera las historias de Holmes.

13 comentarios:

Maggie dijo...

Hablando de CI, te asombrarías de lo que hay por ahí suelto...

Rictus Morte dijo...

¡Y que lo digas! En Hollywood hay de todo, gracias a Dios, lo cual no se puede decir del cine español. Pero bueno, qué se le va a hacer.

Después de ver tantos coeficientes intelectuales yo prefiero no medir nunca el mío, no vaya a ser que se me caiga un mito... El mito de mi inteligencia, claro.

Anónimo dijo...

También soy un enamorado del Canon ^_^

marce dijo...

Aqui no me voy a salir por la tangente porque de holmes si soy fan(sin pasarme)Watson y el se complementan a la perfeccion,son una pareja perfecta,la mejor pelicula sobre el personaje es sin duda la de wylder,tambien me gusta mucho "asesinato por decreto".

marce dijo...

por cierto que no puedo ver las ilustraciones,me salen unas cruces rojas,volvere luego.

QRM dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
QRM dijo...

La inteligencia de Holmes es vanidosa, pedante, un tanto ofensiva. Por eso tiene tanto éxito con los lectores: deslumbra, pero dudo que caiga bien, ni que sea feliz, ni que esté satisfecho. Como cocainómano habitual y morfinómano ocasional no me merece más que compasión.

En cambio, Watson es una medianía adorable. Tiene esa sabiduría antropológica que la evolución ha destilado en el hombre para ser feliz y hacer felices. Es un ejemplo evidente de esa otra inteligencia, que ahora se llama "emocional", y que en lo hondo sentimos como la más auténtica.

Como mediocridad reconocida, recalcitrante y contumaz que yo soy, reivindico la bonhomía inteligente de Watson.

PD.- El que no se consuela es porque no quiere.

QRM dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Maggie dijo...

Pues a mí, Qrm, precisamente me gusta su cocainomanía, es su punto débil, Holmes no es sólo su cerebro. Me recuerda a los escritos de De Quincey y su opiomanía, en otro ámbito, claro.

Rictus Morte dijo...

Me alegra, Cerrajero, que coincidamos en lo del canon -aunque por lo que leo en tu blog coincidimos en más cosas-. Creo que es una de las cimas de la literatura. De Conan Doyle he sido incapaz de leer otras cosas, no sé por qué. Es como si esperaras que apareciera Sherlock Holmes en esas novelas históricas que tiene y te sientes decepcionado de que no lo haga.

Estoy de acuerdo, Marce, en que la mejor película es la de Wilder. Aunque ahí sí que se retrata a Watson como un bobo -esta palabra se puso de moda hace poco-, quizá por la necesidad de la comedia.

Qrm, la inteligencia de Holmes es clara, precisa, lógica, envidiable. Su comportamiento sí que es presuntuoso, arrogante. Pero no obstante no llega a carecer de síntomas emocionales y sí que se compadece. Sólo que no se puede dejar llevar por la compasión.

El hecho de que sea cocainómano y morfinómano, y un fumador empedernido que guardaba el tabaco en una babucha, y apuraba los rescoldos de la pipa del día anterior -mal fumador- no era algo escandaloso en la época, pues hasta de la reina Victoria se dice que se drogaba con cocaína.

Emocionalmente tendría que tener algún trastorno. ¿Quién sabe? Quizá el síndrome de Asperger, aunque no creo.

Maggie, la cocaína no era tanto el punto débil sino el entretenimiento, lo que le ayudaba a pasar el tiempo y estimular su cerebro cuando no tenía casos interesantes.

A mí me parece un personaje espectacular, completo, con cantidad de detalles, bien definido. Al parecer Conan Doyle se fijó en un profesor de su escuela de medicina que utilizaba el método deductivo, y cuando venía un paciente sabía antes de que hablara la enfermedad que tenía, pero también la ocupación, profesión...

Y la apariencia física de los dibujos de Holmes se la debemos al retratista Sidney Paget, pues abrió por error la carta dirigida a su hermano, Walter, al que le hubiera correspondido hacer las ilustraciones para Strand Magazine. Y Sidney se fijó en la fisonomía y los rasgos de su hermano para dibujar a Holmes.

Bueno, cómo me enrollo, se nota que ahora no me urge nada. Esto lo podréis haber deducido todos...

Maggie dijo...

Por eso digo que no es sólo su cerebro. :)

Nüx dijo...

Sin duda, un personaje fascinante, a la vez que distante y, en ocasiones, insoportable. Me saca de quicio la facilidad con que resuelve todo!! Yo machacandome el cerebro, y él, como quien no quiere la cosa, pamm! te tira tus noches de insomnio por la borda con cualquier minucia que se te había pasado totalmente desapercibida!

Aixxx... los genios, los genios...
Por cierto, hoy vi en el quiosco unos fascículos de dvds de Sherlock Holmes, parecen interesantes y el masoquismo está garantizado ;)

Saludos!!

Rictus Morte dijo...

Saludos Nux, y gracias por pasarte por aquí.
Te diré en secreto que Holmes juega con ventaja: los datos que necesita para resolver el caso Conan Doyle acaba poniéndoselos por delante ;)