30 enero 2007

Enderezando lo torcido


Tanto cuento cuentan tanto
los señores del gobierno
que se van a ir al infierno,
entre pitos
y abucheos, con espanto
derechitos.

29 enero 2007

En rima consonante

Hay días en los que uno no puede dedicarle a internet mucho dinero. Este es uno de esos días y como no puedo hacer un post en condiciones, valga, para matar el rato, esta conversación en verso. ¿A santo de qué viene? Pues todos los días hay un santo, así qué cualquiera me vale...

- No hay mentira que no invente
ni chisme que no comente
con su encanto;
y no pide ni perdón...
¡Es que es tremendo bufón!
- ¿Quién, Polanco?
¿Pepín Blanco?

- Mmm... No es aquél oficio estanco,
para mí que los dos son:
uno ordena con su voz,
luego el otro da la coz.

25 enero 2007

La Biblia en verso y ZP

"¿Como pude dudar? ¿Cómo he podido
vivir sin vida todos estos años?
Por evitarme daños, tuve daños,
y huyendo penas, penas me han venido."


Carmen Jodra es una joven poetisa que ganó el premio Hiperión con un libro, Las moras agraces, que yo compré. Y como lo compré me hallo facultado, habilitado, para hablar de él. Admiro la facilidad de versificación de la chica, aunque parece que se encontraba un poco perdida. Sobre todo en los sonetos que titulaba "Ciclo stánico" donde explica que primero buscó la virtud y que no la satisfizo -a saber qué encontraría-, así que tendió la mano al vicio y al diablo: vos, tirano, de halagadora mano -y todos sabemos que el diablo regala infelicidad envuelta en papel de seda- y tampoco. Luego parece que le dio por el nihilismo. Aunque no creo del todo que todo lo que escribió en ese libro fuera autobiográfico.

Los poemas son muy buenos, en la forma. Y es lo que siempre he pensado, que hay que ser muy virtuoso para decir cosas grandes constreñidas por los versos, metros, rimas y estrofas. Que la poesía no está para hacer filosofía, ni para precisar las ideas. Y prueba de ello es que la Biblia, por mucho que se diga, no está en verso.

Una vez expuse este pensamiento en un mal poema, por pura contradicción personal:
Filósofo en poesía
es matar al pensamiento
coaccionado por la rima.
Filósofo en poesía
hace vana filosofía,
torpe al entendimiento,
inútil hace a la rima,
mata entonces a los versos,
falsos los hace, conversos,
aburridos de leer,
imposibles de creer...
La filsofía eso hace
si en la poesía pace.

Ya sé que hay mucha gente que no piensa igual. ¡Hasta yo no tengo claro lo que pienso al respecto! Creo que lo que rechazo profundamente es el hecho de que porque algo esté dicho de manera magistral, con gancho -ya sea un poema, ya un eslogan-, sea por ello cierto. Que una cosa es el fondo y otra la forma, y hay muchas formas con poco fondo. Y así, hay mujeres que tienen formas muy atractivas y entiendo por ello el engaño que muchos hombres padecemos. Lo que no entiendo es lo que les pasa a tantos otros con el PSOE. ¿Qué narices les atrae? He aquí posibles respuestas, que pueden válidamente ampliarse en los comentarios:

1.Las cejas de ZP
2.La dulce mirada de De la Vega
3.Las gafas del señor Caldera -que nunca he entendido lo de "señor".
4.La fábrica de sueños y mentiras de la calle Ferraz.
5.La posibilidad que ofrecen de hacerse rico sin dar palo al agua, o elogio del latrocinio.
6.La inteligente ministra de vivienda -profesora mía que fue y, lo prometo, en clase no parecía más inteligente que ahora.
7.Que ser del PSOE da mucho juego para ligar con extranjeros, digo, con nacionalistas.
8.Que la única manera de que un mediocre alcance notoriedad es hundiendo a España.
9.La boquita de piñón de Pepín Blanco -chicas, esta es la vuestra.
10.La calva de Rubalcaba. Esta es definitiva, se puede ver en ella como en una bola de cristal el futuro de España... Negro, muy negro.

23 enero 2007

Laus Spaniae de San Isidoro de Sevilla

De todas las tierras, cuantas hay desde Occidente hasta la India, tú eres la más hermosa, oh sacra España, madre siempre feliz de príncipes y de pueblos. Bien se te puede llaamar reina de todas las provincias...; tú, honor y ornamento del mundo, la más ilustre porción de la tierra, en quien la gloriosa fecundidad de la raza goda se recrea y florece. Natura se mostró pródiga en enriquecerte; tú, exuberante en frutas, henchida de vides, alegre en mieses...; tú abundas de todo, asentada deliciosamente en los climas del mundo, ni tostada por los ardores del sol, ni arrecida por glacial inclemencia... Tú vences a Alfeo en caballos, y al Clitumno en ganados; no envidias los sotos y los pastos de Etruria, ni los bosques de Arcadia... Rica también en hijos, produces los príncipes imperantes, a la vez que la púrpura y las piedras preciosas para adornarlos. Con razón te codició Roma, cabeza de las gentes, y aunque te desposó la vencedora fortaleza Romúlea, después el florentísimo pueblo gododo, tras victoriosas peregrinaciones por otras partes del orbe, a tí amó, a tí raptó, y te goza ahora con segura felicidad, entre la pompa regia y el fausto del Imperio.

21 enero 2007

Falsas apariencias


Buscamos en lo hallado lo perdido
-en los vivos la cara de los muertos-,
y andamos por caminos tan inciertos
que a virtud dada un mal es prometido.

A un consejo respóndeme un ladrido
-que no por esperados se hacen ciertos-,
pues hay quienes de azúcar van cubiertos
y endulza entrañas llenas de podrido.

Asombran interiores de honradez
-no siempre lo profundo es observado-
por ocultos quizás, o por escasos.

Mas de superficiales ni escasez
ni carestía hay, que va sobrado
el mundo de embusteros y payasos.

20 enero 2007

Unos dan, y otros Tomás

Dentro de poco va a salir a la luz una revista que lleva por nombre "Chesterton". Y de Chesterton precisamente vengo a hablar, uno de los gigantes ingleses, en todos los aspectos. Y es que hace poco me he regalado un libro suyo, San Francisco de Asís. Santo Tomás de Aquino, publicado por Bibliotheca Homo Legens, que recoge las biografías de estos dos grandes santos. El segundo más grande que el primero, físicamente hablando.

A muchas personas llama la atención el de Aquino, de cuya vida pocos datos hay anecdóticos, de estos que gustan cuando se leen biografías o que dan para grandes novelas. Aunque esas pocas anécdotas son muy sabrosas. Él pasaba su tiempo orando y trabajando, y si tuvo experiencias místicas procuraba ocultarlas pues casi ninguna nos ha llegado. Pues de él escribió G.K. Chesterton una pequeña biografía, centrándose sobre todo en el aspecto filosófico del santo, y esa biografía os la recomiendo a todos -también la de San Francisco, pero es que Tomás me puede-. Y aquí os transcribo unos párrafos que un escritor grande escribió de un santo muy grande:

"[...]Ahora bien, es digno de comentario que sea la única filosofía operante. De casi todas las demás filosofías es estrictamente cierto que sus seguidores operan a pesar de ellas, o no operan en absoluto. Ningún escéptico opera escépticamente; ningún fatalista opera fatalistamente; todos sin excepción operan sobre el principio de que es posible asumir aquello que no es posible creer. Ningún materialista que piense que su mente decisoria le viene dada por el barro y la sangre y la herencia vacila lo más mínimo en tomar decisiones. Ningún escéptico que crea que la verdad es subjetiva tiene el menor reparo en tratarla como objetiva.[...]

[...]Aquino se adelanta en muchas épocas a nuestra época. Porque ha tendido un puente sobre el abismo de la primera duda, y ha encontrado la realidad al otro lado y ha empezado a construir sobre ella. La mayoría de las filosofías modernas no son filosofía, sino duda filosófica; esto es, duda de que pueda existir filosofía alguna.[...]

[...]Santo Tomás fue lo que la mayoría de los hombres de hoy vagamente entienden por optimista. De la misma manera, fue en alto grado lo que vagamente entienden por liberal.[...] Es muy aficionado a expresiones como "la multitud de hombres libres" como el material esencial de una ciudad, y es rotundo al sostener que la ley, cuando deja de ser justicia, deja incluso de ser ley.[...]"

Y que a propósito de estos tiempos viene ese último párrafo.

15 enero 2007

Una broma de mal gusto... y peor olor

Por todos es conocida la anécdota, tantas veces contada y escrita por periodistas, del señor que al llegar a la oficina se iba al retrete a desahogar y pasaba allí sus buenos 20 ó 30 minutos. Al final el jefe le tuvo que indicar que a la oficina se venía cagado de casa.

Ese no es mi problema porque ni tengo jefe, ni oficina, pero procuro seguir el consejo ya que los servicios públicos me generan tensión, y si alguna vez me he visto en la necesidad de hacer uso de los mismos siempre quedo con la sensación de que me dejo algo dentro. Y en este tema sí que conviene apurar hasta las heces.

No, no es mi propósito ser grosero tratando de cagadas y meadas, que harían, por otra parte, las delicias de los niños. Pero sí reflejar que el humor también trata estos temas escatológicos. Así, se cuenta de Mozart que en algunas cartas dirigidas a su familia les comentaba su intención de meterse en la cama "y hacer que truene". Y no porque Mozart o su madre fueran unos cochinos, sino porque ese humor se estilaba por aquel entonces. Y no nos engañemos, tanto en aquel entonces como en este hoy, todos hemos hecho tronar alguna vez bajo las sábanas. Algunos pobres ni siquiera pueden impedir que también les llueva.

El mismo Quevedo, en sus "Gracias y desgracias del ojo del culo" ya teoriza al respecto sobre el acto:
"No hay contento en esta vida
que se pueda comparar
al contento que es cagar",


y el alivio consiguiente:
"No hay gusto más descansado
que después de haber cagado."


Hubo una época en la que este tema era tabú para mí, de mal gusto. Una época en la que tenía todavía idealizado a las mujeres, como les pasa a todos los hombres cuando aún son un proyecto, en su adolescencia. Hasta que un día un amigo me abrió los ojos diciéndome: "Rictus, desengáñate, las mujeres son como nosotros, también cagan." A pesar de tremenda noticia aún tengo en elevada consideración a las féminas. Se revela en el hecho de que ellas me consideran muy mono, y en ocasiones hasta me tiran cacahuetes.

Pero esto de ir al retrete es, a veces, un tema serio y preocupante. Sobre todo cuando se obstruye el intestino y no hay manera. Se prueban manasules y todo tipo de laxantes y nada, horribles retortijones sin abono a la vista. Es entonces cuando hay que acudir a la oración, como bien nos enseña Camilo José Cela:
"San Ciriaco bendito
arréglame el insurrecto.
Cagar bien te solicito
por la paz de los muertos."


Aviso: por la efectividad de la oración absténganse de decirla si van de viaje, pues habrán de hacer verdaderos malabares en los retretes públicos que a su paso se encuentren, que todos sabemos cómo se las gastan.

Y como este tema da para mucho más les recomiendo un libro del más digno hipocondríaco del humor, Chumy Chúmez: "Ayer casi me muero". Puede ser una de las cumbres literarias. Y con esto quiero decir solo que a mí me gustó, pero ya saben que soy de Sevilla y aquí se exageran hasta las cagadas, como en el '92.

13 enero 2007

Séneca

Breves frases del pensamiento de Séneca, aderezas con mis cursivas:

- Un solo bien puede haber en el mal: la vergüenza de haberlo hecho.

- Prueba es de virtud el desagradar a los malvados (el agradarlos también dice mucho, Gallardón).

- Para bien obrar, el que da debe olvidar luego y el que recibe, nunca.

- Muy pocos aciertan antes de errar.

- La mala nueva luego se crece (y la calumnia, los chismes...)

- Buena es la mujer cuando abiertamente es mala (y Dios nos libre de las suaves).

- Lo que de raíz se aprende, nunca del todo se olvida (y si a la raíz se ataca, se mata al árbol).

- La desgracia es a veces ocasión de virtud.

- La virtuosa mujer manda a su marido obedeciéndole (y es que las tácticas psicológicas de las mujeres son demasiado complejas para los varones).

- Obedecer a Dios es libertad.

- El fin de un trabajo es principio de otro (y el de un post de otro, pero volveremos pronto a Séneca).

11 enero 2007

Volviendo a Rilke

¿Quién, si yo gritara, me escucharía entre las órdenes
angélicas? Y aun si de repente algún ángel
me apretara contra su corazón, me suprimiría
su existencia más fuerte. Pues la belleza no es nada
sino el principio de lo terrible, lo que somos apenas capaces
de soportar, lo que sólo admiramos porque serenamente
desdeña destrozarnos. Todo ángel es terrible.

Y es que, cuando no se me ocurre nada no me resisto al poeta. Éste es el comienzo de las Elegías de Duino, su Elegía primera. Pero tampoco me resisto a Quevedo:

¡Ah de la vida!"...¿Nadie me responde?
¡Aquí de los antaños que he vivido!
La Fortuna mis tiempos ha mordido;
las Horas mi locura las esconde.

¡Que sin poder saber cómo ni adónde,
la salud y la edad se hayan huido!
Falta la vida, asiste lo vivido,
y no hay calamidad que no ronde.

Ayer se fue; mañana no ha llegado;
hoy se está yendo sin parar un punto;
soy un fue, y un será, y un es cansado.

En el hoy y mañana y ayer, junto
pañales y mortajas, y he quedado
presente sucesiones de difunto.

09 enero 2007

Adelante, Jeeves


Para los amantes de Woodehouse os dejo algunos de los dibujos de Kevin Cornell sobre los deliciosos personajes, como el tándem Wooster-Jeeves, mis favoritos, entre otros muchos: tía Ágata, Gussie Fink-Nottle, Bingo Little...
Los que no conocéis su obra os recomiendo su lectura, aunque teniendo en cuenta que Wodehouse fue uno de los escritores más prolíficos. Actualmente se editan sus novelas -unas pocas- en Anagrama. Os recomiendo que empecéis por "Adelante Jeeves", "Muy bien, Jeeves", "Jeeves y el espíritu feudal" o "Jovencitos con botines".
Bueno, son tantos que la recomendación se queda corta.


08 enero 2007

Meme: cinco cosas que no he contado... ¡Con lo parlanchín que soy!

¡Un meme! Que me place... ¡No! Que no me place en absoluto. Esta es una bronca a través de la red a Marce: Tch, tch, tch, eso no se hace, Marce. ¿Tú crees que Clint va haciéndole estas cosas a los amigos? Pero ya que lo has hecho habré de desfacer el entuerto y contar cinco cosas que no he contado aquí.

Podría contar, por ejemplo, del uno al diez, que aún no se me ha pasado por la cabeza la posibilidad de un post sobre el tema, pero para empezar diré que me encantan los árboles. Me pasé unos dos años y medio paseando por Cáceres identificando todos los árboles que salían a mi paso -Ents- o que yo salía al suyo -Cercis Siliquastrum, Celtis Australis, Betula Alba-. Pensaréis que qué pasos tan aburridos los míos, pero es que iba acompañado de mi novia de aquellos tiempos. Pensaréis entonces que cómo pudo soportarlo ella, y os diré que acabamos dejándolo, pero por otros motivos, ya que el paseo obedecía a un pacto recíproco: yo paseaba con ella contemplando los árboles y ella paseaba al perro. Y el perro no era yo, claro.

Otra cosa que no he contado es que a la tierna edad de tres años yo, además de estar sabroso, ya volaba. Y sin avión ni nada. Me subía en lo alto de un banco y de allí trepaba a una tapia más alta aún -mostraba ya síntomas de ser un trepa...dor- y entonces saltaba, creo que pensando en superman. Las fotos que me hicieron a esa edad muestran mi frente abultada, debido a los impactos del aterrizaje. Quien sabe si aquellos golpes estimularon mi intelecto o lo mermaron irremediablemente.

No he contado tampoco que trasteando en mis orígenes, además de dar con el óvulo, me he remontado hasta un tatarabuelo nacido en Gante, donde Carlos I, y otro nacido en Franca, Millau. Esto último ha provocado que tenga que corregirme y no cagarme más en los gabachos, por aquello de no cagarme en mis muertos. Pero, ¡me cachis! Que en los moros todavía lo hago.

No sé si he contado que me gustan las mujeres, y que tengo el buen gusto de respetarlas. Por contra, ellas tienen la estúpida manía de respetarme a mí, y esto es fastidioso.

Y esto último que voy a contar es un secreto peligroso: soy un bético que quiere que gane el Sevilla la liga. Ya ven, como algún bético me identifique por la calle, ¡corro peligro! Y yo para correr ando bastante mermado.

Y como en esto del meme hay que emplazar a otras personas, aunque no comlete en quinteto reto a duelo a Lupiáñez, Mariam, Colombina y Mariano. Que elijan ellos el arma, ya les enviaré a mis padrinos para ultimar los detalles.

05 enero 2007

Todo es nada

Los deseos y las aspiraciones
vienen, van;
sueños que duran una temporada,
emociones,
lo que tenemos y lo que nos dan...
Todo es nada,
barro y cieno, y en nada quedarán.

03 enero 2007

Carroña, asma y unas gotitas de Alvite

Esto lo escribí el 16 de marzo de 2006, con la oposición a la vuelta de la esquina. Podía caer en cualquier momento, y cayó un fatídico 11 de septiembre. No lo publiqué entonces porque no tenía blog, y no lo envié a los amigos por email porque se podían pensar que este juego literario reflejaba alguna realidad. No es bueno preocupar a los demás. Por aquél entonces leía mucho a Alvite, y tenía razón mi preparador cuando decía que me infravaloraba a mí mismo, que esa actitud es negativa. Si no, lean, lean:

"Ha llegado el momento en el que todo se oscurece y no basta para ver descorrer las cortinas. La oscuridad, como quien dice, está en el aire. La oposición se cierne sobre mi persona como un buitre sobre la carroña. Me hubiera gustado más que fuera un águila, que sólo van a por lo que se mueve, y lo que se mueve todavía puede escapar con vida.

La carroña ya hace que murió. Antes de empezar da todo por perdido. Abate la ilusión y solo queda, al final, el conformismo con la derrota, como si fuera ésta la meta propuesta, el único éxito que se puede esperar.

Son estas horas de oscuridad donde uno pronto espera dejar de ser carroña. Las ideas de lo que uno puede llegar a ser se agolpan en los artículos del Código Civil, apretujándose, haciéndose aún más espesa su repetición, ciega e incomprensible. Suena una música de fondo gris, y es que siempre me ha hecho ilusión aprender a tocar la gaita con los pulmones infectados de malos humos. Ya ven, uno estudia notarías y sueña con ser un soplagaitas de chimenea. Aunque con la bronquitis asmática sólo puedo esperar sacar notas sordas de los tubos.

Aún así la confianza es lo único que tenemos, y hay que saber dónde guardarla. Yo la deposito en el fracaso porque es lo que sabemos con certeza que podremos conseguir. Confiar en aprobar sería un acto bonito pero ridículo: aproximaría a la depresión, y hasta al suicidio, a los más débiles. ¿Se puede aprobar? Sí. ¿Se puede suspender? Con total seguridad.

Soy un tipo al que le gusta lo seguro. Al que le molesta no saber dónde va cuando sale de casa, y que por eso sale tan poco. Si me encuentro con alguien con quien no esperaba es posible que asome a mi cara una mueca de fastidio. Pero no es fastidio, es miedo. Y el miedo es lo que hace que corramos. Pero yo no puedo porque el asma me lo impide. Estoy atrapado."