08 enero 2007

Meme: cinco cosas que no he contado... ¡Con lo parlanchín que soy!

¡Un meme! Que me place... ¡No! Que no me place en absoluto. Esta es una bronca a través de la red a Marce: Tch, tch, tch, eso no se hace, Marce. ¿Tú crees que Clint va haciéndole estas cosas a los amigos? Pero ya que lo has hecho habré de desfacer el entuerto y contar cinco cosas que no he contado aquí.

Podría contar, por ejemplo, del uno al diez, que aún no se me ha pasado por la cabeza la posibilidad de un post sobre el tema, pero para empezar diré que me encantan los árboles. Me pasé unos dos años y medio paseando por Cáceres identificando todos los árboles que salían a mi paso -Ents- o que yo salía al suyo -Cercis Siliquastrum, Celtis Australis, Betula Alba-. Pensaréis que qué pasos tan aburridos los míos, pero es que iba acompañado de mi novia de aquellos tiempos. Pensaréis entonces que cómo pudo soportarlo ella, y os diré que acabamos dejándolo, pero por otros motivos, ya que el paseo obedecía a un pacto recíproco: yo paseaba con ella contemplando los árboles y ella paseaba al perro. Y el perro no era yo, claro.

Otra cosa que no he contado es que a la tierna edad de tres años yo, además de estar sabroso, ya volaba. Y sin avión ni nada. Me subía en lo alto de un banco y de allí trepaba a una tapia más alta aún -mostraba ya síntomas de ser un trepa...dor- y entonces saltaba, creo que pensando en superman. Las fotos que me hicieron a esa edad muestran mi frente abultada, debido a los impactos del aterrizaje. Quien sabe si aquellos golpes estimularon mi intelecto o lo mermaron irremediablemente.

No he contado tampoco que trasteando en mis orígenes, además de dar con el óvulo, me he remontado hasta un tatarabuelo nacido en Gante, donde Carlos I, y otro nacido en Franca, Millau. Esto último ha provocado que tenga que corregirme y no cagarme más en los gabachos, por aquello de no cagarme en mis muertos. Pero, ¡me cachis! Que en los moros todavía lo hago.

No sé si he contado que me gustan las mujeres, y que tengo el buen gusto de respetarlas. Por contra, ellas tienen la estúpida manía de respetarme a mí, y esto es fastidioso.

Y esto último que voy a contar es un secreto peligroso: soy un bético que quiere que gane el Sevilla la liga. Ya ven, como algún bético me identifique por la calle, ¡corro peligro! Y yo para correr ando bastante mermado.

Y como en esto del meme hay que emplazar a otras personas, aunque no comlete en quinteto reto a duelo a Lupiáñez, Mariam, Colombina y Mariano. Que elijan ellos el arma, ya les enviaré a mis padrinos para ultimar los detalles.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Bueno Rictus,perdoname,pero si te lo pase a ti es porque se que eres un tio interesante y tendrias muchas cosas que contar....me as dado la razon claro.

Anónimo dijo...

Eso de que te gusten los árboles es un detalle 'muy mono' xDDDD

Rictus Morte dijo...

Era broma, Marce. Me fastidiaba que iba viendo el meme circular y temía que me llegara a mí demasiado tarde, cuando ya no había nadie a quién mandar...

Bueno Cerrajero, y si hablamos de detalles monos tenías que ver mi facilidad para subirme a los árboles... No como hojas todavía pero todo llegará.

Anónimo dijo...

Lo tuyo era broma y yo intentaba ser ironico.......o tal vez no.

Mariam dijo...

Meme de Mariam...
Como no tengo blog, aquí te lo suelto, cinco cosas que no te he contado:
Cuando era pequeña, dos o tres años, era tan tímida que no quería salir en las fotos, al final salía con la cara enfurruñada o mirando al suelo.
Me leí, en su momento, casi todos los títulos de Agatha Christie, y los que me faltan no los encuentro.
Me gustaba mucho dibujar de pequeña, pero ya no, es curioso...
Esto último queda ridículo: tengo colgado mi perfil en un foro de solteros católicos (FSCE).
Y hay más cosas que no te cuento, porque no es plan...

Rictus Morte dijo...

Nada es ridículo, mariam. Y si te gusta Ágata, te aconsejo que pruebes con Sherlock Holmes, aunque no es lo mismo...