18 marzo 2007

Un poco de Villamediana

Juan de Tassis, conde de Villamediana, ha sido uno de los poetas más cáusticos que hemos tenido. Llegó incluso a morir asesinado, tal era su atrevimiento... Quién sabe, quizá por mandato del rey pues hasta la reina creyó una vez que su esposo, que le tapaba los ojos, era el marqués, y tanta familiaridad olía a cuerno quemado. El hecho es que lo mataron una noche y nunca se esclareció pues zahirió a tantos que muchos pudieron ser. Aquí os dejo una de sus perlas que mi hermano me ha recordado este fin de semana:

Llego a Madrid y no conozco el Prado
y no lo desconozco por olvido
sino porque me consta que es pisado
por muchos que debiera ser pacido.

4 comentarios:

El Cerrajero dijo...

jajajajaja que buena la rima.

El mas triste desatino
del ganado giliprogre ovino
es intentar llevarnos a la mierda
como único posible destino

Piru dijo...

Pues sí que es longevo Pepiño.

Persio dijo...

jeje, qué buenos los versos. Ahora no conocería medio Madrid, me temo.
Un saludo

Zorro de Segovia dijo...

Y sobre el politicucho infame, ¿qué decir?
pues de natural inculto y feo,
sólo en inauguraciones,
¡y si hay cóctel! va al museo.