20 abril 2007

El futuro de España

Hola a todos, personas, animales y seres de ficción -cada cual que se adscriba a categoría que crea más adecuada-:

Hace ya algún tiempo que no escribo, aunque el otro día publiqué un post, y la razón es clara: no tengo -como suele ser habitual- mucho que contar. A lo más una anécdota que me sucedió hace algunos días comprando en un supermercado. Ya me conocéis, no esperéis que me sucedan cosas en discotecas y sitios similares porque no suelo ir. Los amigos se hacen mayores, se casan o se echan novia -como vulgarmente se suele decir, porque: ¿adónde se la echan?- y los planes, que tampoco es que antes fueran salvajes, ahora lo son menos.

Pero me desvío del tema. El caso es que se me acercó un niño que, por su bien, espero que no tuviera más de tres años pero a mí me parecía que rondaba los cuatro o cinco y, dándome una palmadita en la pierna me dijo: "Tonto". ¿Quién sabe? Quizá para él no fuera una simple palmadita, sino su mejor golpe. La madre enseguida riñó al niño, pero como se riñe hoy en día, sonriéndole casi.

Yo miré al niño, miré a la madre y le dije: "este niño es un lince. Normalmente la gente necesita intercalar conmigo más de tres palabras para llegar a esa conclusión."

Más tarde se acercó otra vez el niño a una de mis amigas y le dijo señalándola con el dedo: "mujer, es una mujer". Lo que demostró que no me equivocaba, el niño era un lince.

5 comentarios:

El Cerrajero dijo...

Artista: Futuro de Expaña

Canción: Black is Black

marce dijo...

Me pregunto que me habría dicho a mi ese pequeño hijo de p… quiero decir ese tierno infante.

Rictus Morte dijo...

Casi que mejor que sea Black el futuro de España. Al menos no es Red...

No sé qué te habría dicho, Marce. Pero los niños son igual de imprevisibles que los animales... Y no es que los esté comparando.

Alma Mater dijo...

Normalmente la gente necesita intercalar conmigo más de tres palabras para llegar a esa conclusión
Lo que me he reído con éso. ¡Me quito el cráneo!, como dijo aquel.

Rictus Morte dijo...

Gracias, Alma, pero no te quites el cráneo, a no ser que con ello mejores, que lo dudo. Algún político sí que mejoraría sin él, y alguna ministra hasta dejaría de ser incompetente...