24 abril 2007

Malo, Pepiño, más que malo

En nuestro delirio perpetuo, mi hermano Lupiáñez y yo hemos sacado otra historia más del Genio a la luz. Y debido al éxito que está teniendo -que mejor no saberlo, por eso no le pongo contador al blog- dejo aquí una pequeña reseña y una pequeña explicación del poema final, donde se nombra a un Felipe.

Lo cierto es que es de hace bastantes añitos -ya he dicho en otro lugar que es de mi tardía adolescencia- cuando este señor, después de dejar la poltrona a José María Aznar, reapareció en una ocasión, no me acuerdo en qué ocasión, para darle por saco al gobierno.

Yo pensaba que el poema, o se leía en su debido momento, o no tendría el contexto de actualidad requerido, si bien don Felipe persistió tantas veces en su actitud en diversos artículos, discursos y apariciones varias que creo que la actualidad será siempre eterna, y eterno mi agradecimiento por ello.

Y nada más, que ha empezado la Feria de Abril con demasiado calor y parece que se adivinan ciertas lluvias en el horizonte, que espero que refresquen el ambiente y despejen un poco las casetas -si es que soy de un malo digno de Pepiño Blanco-. Por cierto, los títulos que pongo a los posts despitan en exceso respecto al contenido de los mismos. ¡Qué cosas!

4 comentarios:

gilgamesh dijo...

no me dirás que quieres las casetas despejadas para poder bailar y cantar agusto, porque no te voy a acreer.

El Cerrajero dijo...

Si escribes tus entradas en braille comprenderemos que te lo estás pasando teta en la feria xD

Rictus Morte dijo...

Pero beber a gusto, esa sí que me la pasas. Beber sin que nadie te dé codazos porque necesita llegar a la barra, poder sentarte en una mesa cuando las piernas empiecen a temblarte -del cansancio, claro...-, eso sí que me lo pasas.

Además, te recuerdo, Gilgamesh, que un año no hace mucho bailé por una botella de manzanilla gratis. Así soy de ruin. Ahora, que una y no más. La próxima vez que baile sevillanas será porque la chica me gusta, aunque esto mejor no decirlo muy alto no vaya a ser que me dé por bailar borracho y la chica en cuestión, haya leído esto ;)

¡Pasando teta! Nunca había oído -ni leído- esa expresión, pero es muy buena y le pega al braille que no veas.

marce dijo...

Pocas palabras pueden existir para decir que te lo estas pasando bien tan apropiadas como teta ¿o no?