08 mayo 2007

Jenofonte

Pensando en los disturbios que se han producido en Francia tras la victoria de Sarkozy he recordado lo que escribió Rabindranath Tagore: El mal no puede soportar su derrota, pero el bien sí.

Y ya que me he puesto con política y que Pepín Blanco ha reconocido los pactos con ETA, recomiendo un libro de Jenofonte, La expedición de los diez mil o Anábasis en el que el mismo Jenofonte, cuando un ejército de diez mil griegos contratados por Ciro -eran mercenarios y hombres libres- se había quedado en medio de Persia tras la muerte en batalla de Ciro contra su hermano el rey Artajerjes, y tuvieron que emprender el regreso a Grecia en medio de una tierra plagada de enemigos, se levantó entre los griegos y habló así:

No consideréis desventaja el que las tropas de Ciro, antes de vuestra parte, se hayan pasado al enemigo. Son todavía más cobardes que los vencidos por vosotros, pues huyeron al campo de éstos abandonándonos a nosotros. Y a quienes estén dispuestos a iniciar la fuga es mucho mejor tenerlos en frente como enemigos que a nuestro lado. [...] ¿Es preferible llevar de guía a Tisafernes, cuyas maquinaciones vemos, que no a hombres cogidos por nosotros, a los cuáles ordenaremos que nos guíen haciéndoles ver que si nos engañan se exponen a perder la vida?

8 comentarios:

Ignacio dijo...

Acertado

El Cerrajero dijo...

Se acerca el momento de la gran batalla en la Tierra Media...

Estad preparados.

marce dijo...

Y para esa batalla que se acerca decirte Rictus algo que puede que te interese, según una encuesta que circula por ahí(es del pp.) los sociatas palman en Extremadura por un escaño ¿lo vera mi ojo? Que no es el de Sauron por cierto..

Rictus Morte dijo...

¡Albricias! A ver si es verdad. Por mi parte intentaré contribuir a esa derrota, pues aunque lleve siete años viviendo en Sevilla sigo empadronado en Cáceres... ¡Lo que hace la pereza!

Mariano Rodríguez dijo...

Bueno, Rictus, la historia que estás contando supongo que tiene un final. ¿Regresaron los griegos a su patria? Espero que sí. De la misma manera, espero que desbanquéis a los sociatas de su feudo en Extremadura. Reniega de la pereza y VOTA.

COLOMBINA dijo...

Hola rictus, me ha gustado la entrada, es mejor tener más cerca a tus enemigos que a tus propios amigos, en la guerra es una buena estrategia, creo yo.

gilgamesh dijo...

Mucho que aprender del tal Jenofonte, que prefiere la elección del líder a la del político.
Artajerjes, me suena a Jerjes, el persa malo de la peli "300". ¿Tienen algo que ver?
un saludo

Rictus Morte dijo...

Regresaron, Mariano, regresaron.

Gracias Colombina. En la guerra, como en la vida, es mejor no apoyarse en los cobardes.

No creo que sea el mismo, Gilgamesh. Este gobernó del 404 a.C. al 35? o 36? a.C., no lo sé bien. Los reyes persas eran, de todas maneras, una dinastía: Darío I, Darío II, Jerjes, Artajerjes... Normal que los nombres se repitan o coincidan. La verdad es que ando flojo en historia antigua -aunque toda la historia, ¡es antigua!-.

Un saludo a todos