24 mayo 2007

Rabindranath Tagore

He estado algunos días ausentes de internet, y es que la vida a veces es caprichosa y te empuja a donde no quieres. Han pasado algunas cosas interesantes entre tanto: el Sevilla ganó la UEFA; el Milan ganó tristemente al Liverpool en la final de la Liga de Campeones; se dicen cantidad de barbaridades con eso de las elecciones... La insinuación de Bermejo, por ejemplo, sobre el gusto de Aznar por beber. A mí no me parece mal que se insinúen cosas, porque insunuarlas no es decirlas. Así yo puedo insinuar que el tal Bermejo es un cretino, y que maneja el ministerio como los nazis las SS, mas no lo digo, sólo lo insinúo.

Pero dejando de lado estas pequeñeces, me propongo resarciros con algunos pensamientos de Rabindranath Tagore que he rescatado de su libro Los pájaros perdidos. Espero que os gusten:

-Nunca ves quien eres; sólo ves tu sombra.

-¡Encuéntrate a ti misma en el amor, belleza, no en las mentiras del espejo!

-Dios se reconoce a sí mismo en la creación.

-Las estrellas no temen parecer luciérnagas.

-Una mente ágil pero egoísta lo penetra todo, pero no mueve nada.

-La vida se nos entrega y la merecemos entregándola.

-Estamos muy próximos a lo grande cuando somos grandes en humildad.

-Al gorrión le da lástima el pavo real por tener que ir arrastrando tanta cola.

-El huracán busca pasar por donde no hay camino, y su búsqueda termina siempre en la nada.

-Lo perfecto adquiere belleza por amor a lo imperfecto.

-Qué pequeña eres, brizna de hierba. ¡Pero tienes la tierra a tus pies!

-Dios aborrece los grandes reinos, pero nunca las flores pequeñas.

-El mal no puede soportar su derrota, pero el bien sí.

-Interpretamos mal el mundo y luego afirmamos que nos engaña.

-Cada niño trae el mensaje de que Dios confía aún en el hombre.

-El hombre levanta murallas contra sí mismo.

-No insultes a tu amigo atribuyéndole méritos relativos.

-¡Dios se avergüenza cuando los prósperos se ufanan de sus favores!

-El hombre se sumerge entre el bullicioso gentío para ahogar el clamor de su propio silencio.

-Se aprecia el camino ruidoso porque no se ama el camino.

-Una brizna de hierba es digna del vasto mundo en donde crece.

-No son golpes de martillo sino el canto del agua lo que da a los guijarros su forma perfecta.

-Hablar claro es fácil cuando no va a decirse toda la verdad.

-Lo posible pregunta a lo imposible: "Dónde vives?". "En los Sueños de los inútiles", le contesta éste.

-Si cierras la puerta a todos los errores, dejarás la verdad fuera.

-Las raíces, escondidas bajo tierra, no exigen ningún premio por los frutos de las ramas.


Voy a interrumpir ya la lista de estos pensamientos que se hace larga, pero aún así es provechosa. Otro día pondré unos pocos más.

7 comentarios:

COLOMBINA dijo...

Hola rictus, me ha gustado mucho lo que has escrito, espero que me dejes los libros de poesía, ya que hice el examen hoy, así que tengo tiempo, pero los primeros serán las 2 torres y el club de los poetas muertos, saludos

marce dijo...

¡Vaya bodrio de final de champions! La noche de un jugador como Pipo Inzaghi, con eso esta todo dicho.

-¡Encuéntrate a ti misma en el amor, belleza, no en las mentiras del espejo! Me gusta esta.

Un saludo Rictus y que sepas que voy a dedicar una entrada entera a contestar esa pregunta que me has hecho.

El Cerrajero dijo...

Yo también tengo unas cuántas insinuaciones sobre la chusma del P$o€ xD

Anónimo dijo...

Por favor, continua.

Rictus Morte dijo...

Saludos a todos, y continuaré, continuaré. A fin de cuentas sólo tengo que copiar los que ya he seleccionado.

GUSSANITA dijo...

a mí me gusta esa que dice que las estrellas no temen parecer luciérnagas.

Rictus Morte dijo...

A mí también me gustó mucho esa, Gussanita. En el mundo de las apariencias en el que vivimos es muy apropiada. Y de verdad que las personas que son grandes no las conocemos, porque sólo nos fijamos en las estrellas.