05 julio 2007

Debate sobre el estado del enfermo

El debate sobre el estado de la Nación siempre es un debate catastrófico porque, no nos engañemos, la nación no va nada bien. La Nación agoniza en la cama de un hospital mientras algunas de sus hijas intentan practicarle la eutanasia para heredar antes y llevarse cosas que no les corresponden. ¡Ay! Morirse sin testamento es morirse mal.

Comido por la patraña
un gobierno en esta fosa
yace, podrida su entraña.
Moncloa escrito en la losa
y en el cementerio España.

Pero la culpa no la tienen esas hijas, que no diré hijas de p... pero sí mal nacidas, sino el albacea que deja que lo hagan sin oponerse siquiera, es más, se lo sirve en bandeja de plata:
Unos ministros cagones,
un presidente gusano
arriesgaron una mano
ganando las elecciones,
y como eran ladrones,
además de mamarrachos,
lesbianas, putos, borrachos
y entre ellos algún loco
-que lo que se diga es poco-
vendieron a España en cachos.

4 comentarios:

Claudedeu dijo...

Olé por los versos. Más contundente, imposible. Enhorabuena.

COLOMBINA dijo...

estás es tu salsa, poeta de este tiempo en el que denuncias la farsa de este nuestro govierno.

Javier dijo...

Rictus: Cámbiate de nombre, todavía quedan muchos versos que ensamblar al plumín de tu estilográfica antes de que se esgalle. (Plumín y esgallar son localismos que sirven para, el primero, referirse a la parte de la pluma que escribe y, el segundo, para indicar que el plumín se ha escoñado).

Un abrazo.

Rictus Morte dijo...

Gracias chicos.

Javier, a ver para cuando un blog tuyo, que prolífico también eres.

Un abrazo