10 julio 2007

El guardaespaldas: and Calvo, will always love you

Renovación en el gobierno. La ministra Carmen Calvo deja la cartera de cultura y parece que trasciende lo suyo con el guardaespaldas. Hay rumores de boda.

Con su guardaespaldas se va
la señorita ministra;
dícele "pecadorrr", "fistra"
dice él a ella, y quizá
lo buena que cree que está.
Pero jamás se le ocurra
al Kevin Costner hispano
decirle en un mano a mano
con cariño: "mi cazurra",
porque no es tal, que ella es burra.



Entre tanto, la vicepresidenta ni se inmuta, sigue en su cargo, más tiesa, reseca y arisca que nunca. Jacobina, masona parece, lesbiana dicen que es. Pero no cabe duda de que es peor que un perro rabioso:

Y la otra sigue en su cargo,
no se sabe si almirante,
si grumete o sobrecargo
-sí que se nos hace largo-
pues no es lo suyo el talante,

por mucho que haga sus guiños
-para joder, menester
sí con niñas, no con niños-
que solo muestra los piños
para ladrar o morder.

Al verla, tan fea, absorto
quedóse un cura asustado,
pensando que algún aborto
por fuerza, justificado,
puede no ser un pecado.

Pensó que la otra es coqueta
pues pronto la destetaron,
su sexo hizo una pirueta
e inmensas ganas de teta
para siempre le quedaron.

5 comentarios:

marce dijo...

Pasaos un momento por mi blog, es importante

Ignacio dijo...

te linko, es muy buena

Persio dijo...

¡jaja, buenísima!

La Otra necesita una nadadora como guardaespaldas...

Saludos

Militos dijo...

Rictus: ¡Cómo me gustan tus poesias quevedianas.Y la "otra" por masona está bien sujeta a la silla. No hay quien la desbanque

Rictus Morte dijo...

Me alegro mucho de que os gusten. Uno hace lo que puede, claro que este gobierno da para mucho. Un saludo a todos