27 marzo 2008

Hola a todos,

ayer fue un día -sobre todo el final- de lo más curiosete. Todo empezó cuando llegué a la piscina, iba tarde y entré el último. Así que cuando llegué no sabía quién era quién porque yo, sin gafas, no veo una fea ni de cerca. ¡Ah, la vista! No sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos, como aquél que perdió los 160 euros que me encontré en septiembre... Así que vi a una chica, que me miraba sonriente y con unos tonos rosas en el bañador y pensé: es María -mi compañera-. Y me puse a hablar con ella.

Le conté una historia de cinco minutos por lo menos y, cuando termino, me dice la chica: "Creo que te has equivocado de chica. Te he escuchado porque también me llamo María y creía al principio que te referías a mí..."
Yo todavía no sabía de que me hablaba porque no la distinguía bien, pero resulta que era otra María. ¡Cosas! Menos mal que no le comenté nada imprudente. Aunque tratándose de mí lo más imprudente es ir sin gafas a los sitios...

Al salir de la piscina, camino de casa, me encontré con una situación extraña: dos hombres con un palo largo al lado de otro que estaba en el suelo como muerto, y una señora gritando desde una ventana: ¡mi marido! No me quedé a averiguar lo que pasaba porque los tíos parecían chungos, así que me fui y llamé a la policía, que me dijo que llamara a la policía. Es decir, llamé a mi hermano el policía y me dijo que llamara al 091. En el 091 no me cogieron el teléfono por dos veces, así que llamé al 112. Mañana sabremos en los periódicos si era un cadáver, un borracho o un travestido.

Y nada más, esto es por animaros un rato y asustaros otro poco. Sigo estudiando, que el examen será a finales de abril. Ya han salido las listas provisionales. Me han admitido así que no tengo que corregir nada. Esto me recuerda a algunas mujeres, admiten a cualquiera siempre que pague antes. Aunque tienen tan mala baba estos de la Junta que cuando salgan las listas definitivas seguro que me excluyen, y ya no podré reclamar... Lo cierto es que se ha apuntado un buen puñado de gente. Seguro que hay un par de miles que habrían de ser excluidos por incompatibilidad manifiesta, ya que no podrían aparecer en ninguna lista siéndolo ellos tan poco.

Besos, abrazos y mordiscos

13 marzo 2008

Hombre antiguo acaudalado

¡Hola a todos!

Últimamente ando mucho por la biblioteca, y una amiga hizo que me fijara en lo poco agraciadas que son las bibliotecarias. ¿Casualidad? Yo creo que no. Está bastante claro que es un método de selección muy pensado para que el rendimiento de los usuarios de la biblioteca sea máximo y no se distraigan con otras cosas. Así se lo hice ver:

Para que haya un usuario concentrado
en todo aquello que lea,
es principio demostrado
que la bibliotecaria ha de ser fea.

Hablando de otro tema, la señora extranjera que lleva el cyber en el que trasteo algunas veces recuerda el nombre de mi contraseña de memoria. Eso me dio miedo, sobre todo cuando yo se lo había dicho sólo una vez. Empecé a sentirme perseguido y, como soy más realista que paranoico, entendí que si ella se sentía atraído por mí hasta el punto de memorizar mi nombre imaginario, no era que yo le gustase -cosa que por probabilidad estadística, la descartamos, como la victoria del PP-, era que me quería matar o algo peor.

Al final me dijo que era porque se parecía a una palabra de su idioma que significaba "hombre antiguo acaudalado" o algo así. ¿No es curioso? Yo siempre he querido ser eso, por lo menos lo segundo -acaudalado-. ¡Lástima que me haya quedado en lo primero -antiguo-!

Esto me recuerda a un refrán que dice con frecuencia un amigo mío: "40 años, soltero y no eres rico, ¡arre borrico!".

En fin, que ningún hombre está por encima del bien y del mal, más bien andamos todos entre medias de uno y otro. Y así es mejor no tener nada, para que nunca pueda faltar nada.

Y como se me acaban las tonterías y empiezo a ponerme filosófico será mejor que me deje de rodeos y os cuente la verdad de este email: ha ganado ZP las elecciones. No se me ocurre qué decir al respecto. Estoy como flotando, como si me diera igual. Si España quiere a ZP, está claro que España no se merece otra cosa. Pero muchos españoles sí se merecen algo mejor.

Nunca me ha gustado decir que son los ignorantes, los incultos los que votan al PSOE. No estoy de acuerdo. Yo creo en la responsabilidad individual de las personas en todos los aspectos de la vida, y creo en la conciencia. Y no me creo que haya tantos millones de engañados, de tontos. Habrá más bien muchos que estén convencidos de la bondad del PSOE porque es lo que ellos quieren y coincide con su idea de bondad, y muchos otros que son malos, que quieren el mal porque les parece más cómodo. Y tienen razón. El mal siempre es más llamativo que el bien. El bien siempre es algo penoso, que cuesta, que exige esfuerzo y negarse muchas veces a uno mismo. Pero al final merece la pena. El PSOE ha salido otra vez porque hay muchas personas que no creen que merezca la pena ese esfuerzo y a esos yo no los llamo tontos, o pobres ignorantes, o incultos. Los llamo malos, enemigos casi de la patria porque son incapaces de hacer un pequeño acto de autocrítica. Y no quiero decir que el PP sea el Bien... Pero es lo único que le ronda cerca.

En fin, que os animo a que seáis responsables en todos vuestros actos, aun cuando nadie os vea o aunque os parezca que, con esa tontería que váis a hacer, no se hace daño a nadie. Poco a poco, actuando en conciencia, se irán cambiando las cosas desde abajo porque desde arriba nunca ha cambiado nada.
Pediros disculpas porque no aparezco mucho por el blog ya que estoy a punto de examinarme -aunque llevo tantos años a punto de examinarme que parece que es mi estado normal-. Y nada más: besos, saludos, abrazos y responsos por la Patria.