17 julio 2008

Etimologías marxistas

Pocas veces nos fijamos en la etimología de las palabras, y ¡cuántas cosas nos dicen y previenen éstas! Así por ejemplo se me ocurre la palabra novio. Si separamos las sílabas de no-vio vemos claramente que etimológicamente significa que no lo vio venir. Algunos, más maliciosamente, afirman que quiere decir que no sabe dónde se ha metido. En cambio novia significa no-vía, es decir, no camino. O en inglés no way, traducido también por ni hablar, así que no hablemos más del asunto, y cambiando de tema os contaré una de las muchas anécdotas que se le atribuyen a ese gran pensador que ha dado la historia reciente: Marx. Y me refiero a Groucho, claro, el tal Karl no era más que un charlatán peligroso. Y es la que contó ayer un amigo:

Groucho: Señora, ¿se acostaría usted conmigo por un millón de dólares?
Señora: Hombre, por un millón lo haría.
Groucho: ¿Y por un dólar?
Señora: ¿Por un dólar? ¿Pero qué se cree usted que soy?
Groucho: Lo que usted es ya me lo ha dicho, ahora sólo estamos discutiendo el precio.

Así era Groucho. Aprovecho para recomendaros sus libros: Groucho y yo; Groucho y Chico, abogados; y el que me estoy leyendo ahora: Memorias de un amante sarnoso.

3 comentarios:

Morena dijo...

Jejejejeje!!! Muy bueno lo de no-vio, por eso voy cada año al oculista para verlos venir xD

Me apunto tus recomendaciones, me encanta Groucho :)

Bss

alejops dijo...

Qué bueno, lo del no-vió. Habrá que leer a Marx.

braincrapped dijo...

Marxismo lleno de inteligencia y humor, todo lo contrario del marxismo de Rodríguez el Traidor.