28 agosto 2008

Soljenitsyn

"Era una simple verdad, pero también había que sufrirla: ¡en las guerras son benditas no las victorias, sino las derrotas! ¡De las victorias necesitan los Gobiernos, de las derrotas están necesitados los pueblos! Después de los triunfos se quieren más triunfos, después de una derrota se quiere la libertad, y casi siempre se logra. Los pueblos necesitan de las derrotas igual que las personas necesitan de los sufrimientos y desdichas, que obligan a concentrarse en la vida interna, que elevan espiritualmente."

Archipiélago Gulag

No hay comentarios: