25 marzo 2009

En Sevilla, con humor

Hace poco en la línea de metro que están construyendo en Sevilla se produjo un hundimiento y un socavón tremendo se tragó a un kiosko de prensa. Esto supuestamente retrasó las obras, y digo supuestamente porque si no es esto hubiera sido otra cosa lo que las retrasara. Gracias a Dios el kioskero, segundos antes, oyó un ruido extraño y salió pitando. Recuerdo que escribí unos versos en aquella ocasión:

No es de risa, no es un chiste
que una zanja así se abra,
ya que aquí quien se despiste
lo menos se descalabra.

Churchill dijo una vez que "la imaginación consuela a los hombres de lo que pueden ser. El humor de lo que son."

He leído en uno de estos periódicos gratis -periódicos propaganda- que la gente se puede apuntar para los viajes de prueba del metro. Yo no pienso montar en el metro ni aunque pasen dos años. Algún día estaré sepultado bajo tierra, pero espero que sea dentro de mucho tiempo. En cambio ya hay gente apuntándose, y es que en Sevilla somos así. Por eso tenemos tanto sentido del humor. Lo necesitamos...

11 comentarios:

Ariovisto dijo...

Nuestro común amigo GKch me ha invitado a echar un vistazo a su Blog y me ha gustado, como él mismo me ha adelantado.

A todos nos gustaría en ciertos y oscuros momentos ser sevillanos y a tener su humor divino...

Quede usted, amigo Rictus, invitado al mío.

Un saludo cordial.

Ariovisto

GKCh dijo...

Bueno, veo que el bueno de Ariovisto se ha pasado por tu blog. Se lo recomendé encarecidamente y es un buen amigo mío. Espero que te pases por el suyo, si no lo has hehco ya. Ariovisto es un gran escritor, un narrador fabuloso (nunca mejor dicho) y un gran tipo.

Descubro, por otra parte, que vives en Sevilla. Claro, eso explica la vena satítica, querido Rictus. Y a mí que el metro me gusta, fíjate si seré raro.

Un fuerte abrazo, Ric.

Natalia Pastor dijo...

Yo ya he dicho por activa y por pasiva, que hay que tener el valor de Leónidas o ser un suicida vocacional paar subirse a este Metro de la señorita Pepis.
Yo,ni de broma.

Rictus Morte dijo...

Pues nada, Ariovisto, bienvenido. Y no te creas -permíteme que te tutee, porque esto es como estar en casa- que todos los sevillanos tienen sentido del humor. Por aquí abunda más las guasa, pero conforme uno los va conociendo se da cuenta de que hay muchos que son susceptibles y procuran buscar la ofensa en la broma. Aunque imagino que como en todas partes. Ahora, las sevillanas son otra cosa...

Y por cierto, viendo la imagen de Abraracurcix -o Abrazopartidix- viene al caso que os cuente que acabo de llegar de conocer a una linda chica francesa, de la Bretaña, y como ella dice, prima de Àsterix.

¡Gilbert! Si te parece yo te llamaré Gilbert. Aunque las iniciales de Chesterton me recuerdan a las de Churchill: WLSCh -Winston Leonard Spencer Churchill-. Por cierto que en lo de Spencer Churchill emparentaba con la princesa Diana.

¡Qué buena compañía me traes! A mí también me gusta el metro de Madrid, pero no me da la misma confianza el que se está haciendo por aquí.

Y Natalia, sólo hay una cosa que me dé más miedo que el metro de Sevilla: ¡el de Barcelona! Jeje. Donde abunda la corrupción sobreabunda la chapuza.

Por cierto que estuve en Cádiz el año pasado y saqué una foto de la playa parecidísima a la que tienes en tu nick. Aunque claro, las playas, así vistas en chiquitito, todas son iguales. A ver si la cuelgo y me dices si es la misma.

Un abrazo a los tres

Ariovisto dijo...

Si te hace falta traductor, para la prima, digo, desempolvo el galo.
Y ya sabes, Apartirunpiñónix

Muy amable Rigor , digo, Rictus..

Al Neri dijo...

Sí, menudo peligro los viajes esos de prueba. Es más peligroso que ier a Marte de conejillo de indias.

GKCh dijo...

Gracas, Ric, por partida doble: por tu amable comentario y por enviarme al blog de 'Al margen de los días'. He leído los dos post. Más interesante el segundo (el más reciente) que el primero, sobre todo los comentarios. Y es que en ocasiones los comentarios son más sabrosos que el propio artículo.
Un fuerte abrazo, Ric.

albert dijo...

Nuestro común amigo Hispanicus me ha invitado a tu blog. Simpático y ágil( el blog, a Hispanicus no le conozco). Lo he situado entre blogs amigos. Mi bioeticaylibros ya dice en su título de qué va todo. Por cierto, hablando de libros, conozco personalmente, y mucho, al autor, de y yo me la llevé al río. Es auténtico. Es el genuino representante del humor socarrón de la estepa pucelana. Y a ver si nos vamos a tomar unos finos en la feria de Sevilla un día de estos. Si quieres, puedes escribirme directamente a mi email.
También conozco algo a Alneri. Se ve que todos estamos en el mismo circuito.
Un abrazo,

Chess dijo...

¿Cuanto tiempo llevan construyendo el metro de Sevilla? xDDD

Creo que llevan más de 30 años con eso. Yo, como tú, no montaría ahí ni loca. Pueden estar haciéndolo benito y compañía.

Aún así, tu ciudad es un buen ejemplo de urbe española en la democracia...pasan todos los chanchullos posibles.

Un saludo!

Rictus Morte dijo...

Abraracurcix, el galo déjalo empolvado que esta Falbalá se fue al final con su Tragicómix y no creo que me haga falta ya el francés para nada, jeje.

Pero para eso de ir a Marte sí que me apuntaría voluntario, Al Neri, todo sea por conseguir cuanto antes un refugio lejos de aquí, por si acaso.

Chess, si en Sevilla hay lo que hay es porque los sevillanos son lo que son. Lo mismo que sucede en España. Estamos en democracia así que hay que "apencar" con lo que se tiene. Ya nadie puede decir que en la dictadura no se podía elegir. Ahora se puede y se elige mal. Siguiendo con Ásterix: ¡O tempora, o mores!

Albert, bienvenido, Hispanicus es un buen amigo en común, pero Jesús no lo es menos. Apunto tu blog para pasarme por allí. Me esfuerzo cuando escribo en hacerlo ameno para que resulte fácil de leer. Me alegra que te parezca que lo he conseguido.

Gilbert, para eso estamos.

Un abrazo a todos

Aprendiz dijo...

Paso por aquí y veo que hay muchos conocidos míos.

Hace poco estuve en Sevilla 3 días, y un kiosquero me contó eso del kiosco que se hundió, el pobre debía estar traumatizado...
También me contó toda la historia del metro, parece que estos temas están en boca de todos los sevillanos.

A propósito de ese viaje escribí un post, te invito a que lo leas:

http://cronicadeunaevolucion.blogspot.com/2009/03/sevilla-tiene-un-color-especial.html

Saludos.