01 julio 2009

Magisterio de Quevedo

Ya publiqué este soneto de Quevedo, a quien QRM llamó "el Señor de las letras". Título del que no tengo nada que objetar:


¡Ah de la vida!" ... ¿Nadie me responde?
¡Aquí de los antaños que he vivido!
La Fortuna mis tiempos ha mordido;
las Horas mi locura las esconde.

¡Que sin poder saber cómo ni adónde,
la salud y la edad se hayan huido!
Falta la vida, asiste lo vivido,
y no hay calamidad que no me ronde.

Ayer se fue; mañana no ha llegado;
hoy se está yendo sin parar un punto;
soy un fue, y un será y un es cansado.

En el hoy y mañana y ayer, junto
pañales y mortaja, y he quedado
presentes sucesiones de difunto.

5 comentarios:

GKCh dijo...

Fantástico soneto de Quevedo, sí señor. Es el mejor escritor español, no te quepa duda. Cervantes es el mejor novelista; Lope o Calderón, los mejores dramaturgos; Juan Ramón o Machado, tal vez los mejores poetas; pero el mejor escritor, con E mayúscula, es Quevedo.
Un fuerte abrazo, Ric.
Ah de la vida... Genial

Ariovisto dijo...

Este hombre era una máquina... un fuera de serie...

¿Has leído Parióme adrede mi madre, ojalá no me pariera?

Si no, búscalo y verás el arte de la mal leche poética... y con gracia.

Saludos, amigo Rictus

Ariovisto dijo...

http://www.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/p228/03697241079281817427857/026248_0017.pdf

Este lleva notas.

Rictus Morte dijo...

De acuerdo vosotros, Quevedo es el maestro.
Sí, he leído el parióme adrede mi madre. Hay otro que decía más o menos:
"Madres, las que tenéis hijas,
no se las deis a calvos
sino a gente de pelusa"

Y ya repasando:
"La mayor puta de las dos Castillas"

"Yace en queste llano
Julio el italiano..."


Un guasón, pero cuando se ponía profundo, era el más profundo. Como en este soneto que he transcrito. Un saludo

GKCh dijo...

Hola, amigo:

Una entrada muy interesante, como siempre. Ya sé que a veces no los aceptas, por las razones que sean, pero es mi obligación comunicarte que tienes un nuevo premio a tu nombre en mi blog. Pásate cuando quieras a recogerlo. Ya sabes: es un signo de amistad.

Un abrazo