17 septiembre 2009

Nuevos significados

Libros de cabecera: ya que no están de moda los sombreros, los libros de cabecera son los que utilizamos para cubrirnos la cabeza cuando llueve. A mí me vale cualquiera de Almudena Grandes o de -¡huy lo que voy a decir!- Antonio Gala. En ciertas ocasiones el papel mojado adquiere un valor superior ya que al menos proporciona cobertura.

P.S. (post scriptum, al modo de Gilbert): nunca diré que leer es bueno; lo que es bueno es leer cosas que merezcan la pena. ¡Qué importante es seleccionar las lecturas!

No hay comentarios: