03 septiembre 2009

Un poquito de fiebre

Ya está aquí la gripe A. El pánico crece. Entre otros muchos yo soy un sujeto de riesgo. Todos los años me veo obligado a solicitar la vacuna y a hacer cola junto a una fila en la que solo hay ancianos, lo que me crea un complejo de debilidad que sólo lo supera el sentido del humor. Entre otros amigos blogueros han empezado a tratar el tema Natalia y el genial Sans Foy, que me ha inspirado estos versos:

Gripe A se denomina,
antes fue gripe porcina.
Mas por este derrotero
si la coge Zapatero
otra vez será porcina.

Y creedme que no le deseo en absoluto al presidente ni a ninguno de sus ministros tal suerte. Aunque la enfermedad siempre puede hacer que veamos las cosas de manera diferente, que nos planteemos nuestra existencia. Y si eso provoca un cambio de actitud -que en el caso de los miembros del gobierno sólo puede ser para bien, porque peor imposible- sí que se lo deseo. Pero sólo en ese caso.

5 comentarios:

GKCh dijo...

Sensacional, Ric, en tu línea.

Una vena satírica admirable. Sólo te deseo que no contraigas ni la grip-A ni caigas en el Plan-E.

Gracias por tu amabilísimo comentario. Para lo que quieras, ya sabes dónde estoy.

Abrazos

GKCh dijo...

Por cierto: ya he leído a Jerome K. Jerome, pero ninguna de las divertidas historias de Jeeves. Me lo apunto. Y más viniendo de ti.

¿Cuándo vienes a Madrid,
amigo Morte?
¿Cuándo vienes a Madrid,
amigo Ric?
¿O tendré que ir, sin duda,
para verte
hasta Híspalis,
Manila o Tripolí?
¡Vaya que sí!

Ganas de conocerte en persona e invitarte a una cerveza, campeón. Y na' más...

Morgenrot dijo...

Que nooooo, que todo es empeorable...; sólo la muerte no tiene grados.

Estás muy optimista.

Un abrazo,

Natalia Pastor dijo...

Magnífico,Rictus.
A mi lo que me escama y me pone los pelos como escarpias es esa disparidad de criterios entre paises que toman todas las precauciones y vacunan al 100% de la población como Inglaterra o Australia, o los que llegan al 80% como Italia y Alemania vacunando ancianos y niños de todas las edades.
Aquí no.
Y con un Gobierno como éste, y con los antecedentes de imprevisión y chapuza nos hace temernos lo peor.

Saludos.

Rictus Morte dijo...

Gilbert, me alegra que conozcas "Three men in a boat" -creo que era el título-. La introducción que hace en cada capítulo es genial.

Ahora mi mundo está patas arriba -oposiciones, bodas... ya te contaré- pero si me estabilizo en la sociedad -llevo casi 10 años intentándolo- prometo un viaje a Madrid.

Morgenrot, me hubiera gustado hacer un comentario a tu última entrada, pero... no me veo a la altura. Que quieres, no soy muy alto y si salto lleno de optimismo para encumbrarme me toparía seguro contra el techo :)

Natalia, es una enfermedad nueva y no se conocen los efectos, pero creo que lo correcto dentro de las posibilidades es prevenir. Lo correcto y lo bienintencionado. Y si lo único que se puede hacer es la vacuna, ¡olé por los países que intentan vacunar al mayor número de personas! Si no sale bien, han hecho todo lo posible.

Un abrazo a todos