25 noviembre 2010

El síndrome del buen samaritano

Hola a todos y, con cierta sospecha, también a todas.

Martes por la noche. Enfilo con paso firme y tembloroso la calle Conde de Gondomar de Córdoba, la que yo llamo la Tetuán de Sevilla, hoy más que nunca. A los pocos metros me detiene una simpática y no poco atractiva muchacha de Acnur pidiendo mi colaboración. No tengo tiempo de pararme. Tengo un objetivo urgente y claro: comprar verduritas para hacer un caldito. Con una sonrisa y un seco y sincero: "no, lo siento", sigo mi camino. Y lo siento de verdad, pocas veces una chica guapa se acerca voluntariamente a hablar conmigo -casi siempre lo hacen con amenazas previas-.

A los diez metros, si no menos, me para una segunda chica de Acnur. No sé si será por la estrategia que utilizan o mi desenfreno de testosterona, pero ésta me parece aún más guapa que la primera. Yo quisiera saber por qué en tan breve espacio me paran dos chicas para lo mismo. Quizá sepan que tengo el corazón más tierno que el de una papaya pocha, pero cualquiera que me conozca no ignora que mis principios son sólidos como las rocas de las montañas y firmes como la bandera esp... estadounidense -que la española últimamente aletea más que un palomo en celo-. Aunque también sabe que son igualmente breves y en seguida se vienen abajo, así que me apresuro, en un extraño golpe de decisión, a mentirle a la muchacha: "me acaba de parar tu compañera", y sonrío y sigo hacia adelante con mi claro objetivo fijo en la mente: comprar verduritas.

A los tres metros diviso por el rabillo del ojo a un mozo alto y bien parecido que vende también Acnur, pero no muestra interés en mí. Estrategia. Si yo me hiciera voluntario de Acnur me pondrían a trabajar, eso sí, involuntariamente, en algún archivo escondido.

Cinco metros más y una nueva criaturita, un nuevo ángel de Acnur me para. Pero ¡qué digo un ángel! ¡¡¡Una sirena cuántica!!!

Cualquiera que me haya tratado sabe que no me arrastro por cualquier cosa, quizá por dinero, y que pocas mujeres han conseguido que haga el imbécil por ellas, al menos de manera prolongada. Pero una criatura así arrancaría de mí las promesas más sublimes y los actos más perversos. Por ella sería capaz de una locura, la más atroz de las locuras si se quiere. El objetivo de comprar verduritas, que permanecía fijo y claro en mi mente, empieza a nublarse. Las piernas parece que me tiemblan. Empiezan mis balbuceos habituales de cuando estoy delante de una mujer hermosa. Pero algo dentro de mí hierve y se agita, una indignación poderosa burbujea como la baba de un tonto y se abre paso a través de mi boca, y le digo, más sorprendido yo que ella, a la sirena cuántica:
"Acaban de pararme dos compañeras tuyas pocos metros atrás. ¡Ojalá mostráseis este mismo interés cuando salgo por las noches!"

Sigo adelante. Someto a mis piernas a que caminen y no se den la vuelta dándome pellizcos con las manos metidas en los bolsillos. Procuro mostrar la firmeza de antes pero me parece que me tambaleo y todo da vueltas. Ya no recuerdo qué iba a comprar. Como resultado, he olvidado las verduritas pero vengo cargado con cinco bolsas del mercadona y un gasto excesivo. Creo que la estrategia de Acnur ha ayudado hoy al consumismo...

Besos, saludos y abrazos.

21 julio 2010

Versos libres

En un artículo de Leonardo Castellani he visto reflejada mi opinión -lo cual me llena de vanidoso orgullo- acerca de la poesía que extrapola luego a todo: "Primero se deshumanizaron, se vaciaron de la sustancia 'hombre', luego perdieron la forma que la manifestaba. Deshecha esa forma, se perdió hasta la figura de aquella sustancia; la cual antes todavía confería, como las ropas de un muerto, alguna externa humanidad. No ha quedado más que despojos de formas, líneas y colores... Anoto con dolor: ni uno solo de estos poetas se acuerda de Cervantes; todos citan ¡a Mallarmé! Han dado un salto mortal del alfabeto, sin pasar por Cervantes."

Es lo que siempre he pensado, que el verso libre es el más esclavo de todos los versos. Como el hombre de hoy, que se autoproclama libre y está más constreñido que un condenado a galeras. Porque éstos eran conscientes de su esclavitud, sabían que si, con perdón, se cagaban, se cagaban encima. En cambio son más esclavos los que ni siquiera conocen sus ataduras, y que cuando sueltan su plasta, la muestran orgullosos, como si fuera un triunfo, y la desparraman.

Y termina el artículo: "Para mí, sería que esta época, que ha perdido la fe, comienza como castigo a perder también la razón; rechaza lo sobrenatural y comienza también a corrompérsele lo natural; arroja por la borda la religión, y entonces la filosofía, la moral, el arte, el teatro, la poesía, la plástica, y hasta la política son atacadas de disgregación cancerosa."

09 julio 2010

Esta España nuestra...




La crisis Mundial, y España...





¡¡¡LA CAMPEONA!!!




El rojo es por motivos evidentes

El Femidom

Aquí os dejo, a petición y con agrado, el comienzo de una novela de un amigo. Está por ver la luz, y yo aún por leerla, pero por lo que me cuenta de ella si algún día la llega a publicar es probable que tenga que emigrar de España, lo que puede ser una bendición...


BOCETO DE CORDOBA. GÓNGORA REVISITED

Ciudad donde no existe la obsolescencia
para los quemados equipos informáticos.
Ciudad de penicilina contra sífilis
en pleno siglo veinteyuno.
Ciudad gobernada
por ciudadanitos de aluvión
de aluvión de poblachos de la provincia,
de ida y vuelta
de semana santa
de verano,
de nada más.
Ciudad gobernada
por empresarios cum laude,
doctorandos de la universidad de la vida;
cum laude de cuatro palotes,
cum laude del palotón,
si la caja no suena
Ciudad gobernada
por vacas sagradas,
apesebradas en el establo de la subvención,
mugiendo al compás
de las premiosas melodías funerarias
de nuestra querida ciudad.
Caraduras tras siglas ocultos
vienen agitando impudicamente, a saber,
tontos, ciegos, cojos, mancos
maltratadas verdad o verdad
extranjeros sin patera.,
Ido Cristo,
curas golfos se quedaron en el templo
guardando los dineros.
Golfos sobre golfos,
recalificando el templo,
trilearon los dineros.
DINEROS DINEROS.
Dineros de todos
para peñistas y cofrades.
Para sacar en andas los peroles,
mientras Cristo es devorado,sosi,
fuera del horario de misas en jornada
ya de invierno,ya de verano.
Ciudad de primera
figuradamente,realmente
de cuarta.
De catetos trabajadores
colocados en el ayuntamiento
y amarrados al ilegal banco
de la plateria en jornada múltiple,
sacando a pasear el juvenil calcetin blanco
aparcando el seat ibiza
para abrevar un gin pesi
durante todas las fiebres de todos los sabados de todas las noches.
Dominicales barras de pan manarán
de Roldán o del Brillante,
para ellos,para ellos
un apartamento en Torrox,
en lontananza.
Que desperdicio de futuro.
Ciudad de nunca empezar,
de no gastar.
Ciudad de comunista enriquecido,
de aparato y de rarezas,
de mentiras históricas,
de futuro imposible.
De indiferencia y soledad,
de miseria y relumbrón
de chisme y de viejas,
de catedral que fue mezquita,que se piensa catedral,
y no llega a ermita.
Ciudad mora por patraña,
judia por cuenta-corriente
cristiana cuando toca.
Ciudad que obedece al rojo
y desdeña al verde
de los semáforos.
Ciudad de nunca acabar,
que alza el puño derecho,
que yergue el brazo izquierdo.
Da igual.
Que más da.
Nunca pasa nada
Y nunca pasará.
Ciudad de octubre,
de caballitos de feria plateados.
De “que alegría ya ponemos el brasero”,
de insoportables cero grados centigrados.
De pastelón cordobés,sosi,
chupito de anis gratuito e incluido,
con puleva especial comunidades para el nene
e interminable cola del IMSERSO.
Ciudad con futurito,
de miss menor de edad
“pues no me lo parece”
con tetas y culo sobeteados
en reñido proceso selectivo.
De borrachos, puteros y puteras,
de putas aficionadas,
de aficionados a los putas.
De cuánto rencor al centro y sobre todo a su gente,
de cuánto desprecio,
de cuánta tertulia vana,
de cuánto oyente en directo desde Estocolmo
a su Córdoba querida,
de cuánto tonto
de cuánto imbécil
estamos hablando?
Ciudad irrespirable,
ciudad ocluída
como la celulosa expandida
tapona vaginas
cada 28 dias.(I want to be your tampax-Carolus Britannia Princeps dixit)
Ciudad de acción de gracias
al personal de planta de Reina Sofía
Gracias,gracias por ayudarme a enterrar a mi papa.

EN ESTA CIUDAD PASÓ TODO LO QUE A CONTINUACIÓN SE CUENTA.

27 junio 2010

Kit Anticrisis, y olvídate de todo

Llamádme retrógrado, llamádme anticuado si queréis, o llamádme cuchi cuchi las más atrevidas, pero yo no entiendo lo del orgullo gay. Es más, a parte de no entenderlo estoy sacando a la luz una campaña contra la crisis que puede molestar a los orgullosos gays. El objetivo es poner de moda un pequeño kit anticrisis, al alcance de todos, actualmente en elaboración. Se podrán usar de colores, llevarlos en cadenas, en pulseras o encasquetados hasta el fondo, para que no te pillen desprevenido. Las ventajas comerciales del asunto pueden ser colosales.

¿Que en qué consiste? En fin, os lo diré, pero claro está, habréis de guardar secreto. Aún no he registrado la idea. Se trata de un mini tapón que se pone atrás y cuyo objetivo es... que no te den más por culo.





Como os decía, hay diferentes formas y colores y, sobre todo, distintos tamaños.



Evidentemente hay algunas personas que están más quemadas que otras, que han soportado ya mucho y necesitan un buen tapón para cubrir dicho agujero. Los hay lisos y con rosca, con asa y sin asa, e incluso hay una edición especial, para ajustarlo a la boca, para los que han tragado mucho ya.

En fin, que los tapones son para todos:
- para los que han perdido el trabajo,
- para los que lo van a perder,
- para los que han visto reducido su sueldo o rebajadas sus horas,
- para los que aguantan a correosos socialistas en el trabajo, a aguerridas feministas o a gays orgullosos,
- para los que están, y nunca mejor dicho, hasta el culo de los sindicatos,
- para el que ve la tele y se muerde las uñas,
- para el que escucha la radio y se tira de los pelos,
- para los que les han subido la edad de jubilación,
- para los que les han reducido las pensiones,
- para los que les han subido los impuestos,
- para los que no pueden llevar a sus hijos a los colegios que quieren,
- para los que están profundamente consternados por el crimen del aborto,
- para los que pagan una hipoteca a 40 años,
- para los que no pueden pagar la hipoteca,
- para los que luchan porque su matrimonio siga unido...

En resumen, para todos los españoles de bien, hazte ya de tu Kit Anticrisis y... ¡que no te den más por culo!
Sólo en farmacias y ferreterías.
Puede provocar efectos adversos en pasivos activos.
Manténgase fuera del alcance de los poderosos.

13 junio 2010

Historias del SAE

Desde que estoy trabajando en un Servicio Andaluz de Empleo -en el Inem nacional- me doy cuenta de lo inútil que resultan gran cantidad de funcionarios, entre ellos yo. Y no porque esos funcionarios sean inútiles, sino porque son inútiles los servicios en que trabajan.

A mí me llegaron a decir, que como no había trabajo, lo único que podíamos hacer era tratar a los usuarios del SAE -que en las instrucciones llaman "clientes"- con simpatía y caridad. Me dio risa que en la Junta de Andalucía se emplease el término caridad. Pensé en ese momento que éstos eran capaces de vaciarlo rápidamente de contenido, como hicieron con la solidaridad, sino fuera por lo anclada que está la caridad en las manos de Dios.

Pero eso ya lo hacía yo. Tratar a los demás con caridad es fundamental en la moral de un cristiano. Y yo procuro no sólo tratar bien a "los clientes", sino reírme con ellos. Aunque a veces son tan surrealistas que no puedo evitar reírme de ellos -algo muy poco caritativo-.

Así una vez llegó un chico, el primero de la mañana, y se sentó en mi mesa. Venía a apuntarse al paro. Sacó una carpeta y de esa carpeta salió una cucaracha que se le pasaría desapercibida. Se la señalé y le pregunté:
- ¿También viene a apuntarse al paro?
Él me miró extrañado porque no se había fijado en el animalito, pero cuando lo vio dijo que eso nunca le había pasado. Y lo aplastó con sus dedos. Como no sabía qué hacer con el bicho muerto se quedó con él en la mano, y la mano en alto, y me dijo:
- Luego lo tiro.
Le tuve que acercar una papelera.

El otro día vino otra usuaria que quería apuntarse a un curso, pero que no paraba de ir de un sitio a otro. Que si en Andalucía Orienta le decían que lo mirase en internet. Que internet que viniera a la oficina, que en la oficina le decían que tenía que echar la solicitud en la entidad que impartía el curso... Así que le dije:
- Es que en la Junta no gusta que haya parados, así que os tienen dando vueltas.
Nos reímos los dos.

Y por contaros otra anécdota, una gitana que venía con su hija de veinte añitos me relataba sus penas. Que tenía que tirar ella sola y sin ayudas de los cinco niños -cuatro suyos y otro, el de la niña de veinte añitos-. Y hablando y riendo empezó a decirme lo simpático que yo era, y lo bien colocado que estaba. Y luego lo guapa que era su niña -lo que era cierto-, y qué iba a hacer la pobre con su churumbel. Y que tenía ya su aprobación para casarme con la niña. Así que le dije:
- En realidad, la niña es muy guapa, ella no es problema; pero no podría casarme con ella, hay un inconveniente grande.
- ¿Cual? -preguntó la madre.
- La simpática suegra- respondí, y la gitana, que no lo entendía, se quedó pensativa, mientras la niña se empezó a reir:
- Mamá, ¡tú!
- ¡Pero muchacho, si ya te he dicho que para mí no es ningún problema, que tienes mi bendición!

11 junio 2010

Entre el follón y el ombligo

Hola, hola,

sé que soy como un fantasma que aparece una vez al mes y se marcha sin hacer ruido casi, pero tenéis que comprenderlo. Ahora soy funcionario, tengo que descansar de tanto esfuerzo...

En un juicio se produjo éste diálogo:
"Pregunta: ¿Le dispararon en medio del follón?
Respuesta: No, me dispararon un poquito más arriba, entre el follón y el ombligo."

Y es que hay que tener mucho cuidado con las cosas que se dicen. Porque cuando uno escribe puede revisar lo escrito, pero cuando uno habla ¡no hay marcha atrás! Y lo malo es que encima haya una persona que registre todo los que decimos, bien porque sea taquígrafo, bien porque sea mujer...

-¿Mujer? - diréis algunas a la defensiva, temiendo que vaya yo a empezar con cuestiones peliagudas. Y yo lo ratifico, sí. ¡Qué capacidad tienen las féminas para recordar de memoria las palabras que se han dicho! Es más, cuando te piden que les cuentes qué paso, suelen recalcar: "¿Pero qué dijo exactamente, cuáles fueron sus palabras exactas?" Yo me suelo encoger de hombros pues nunca recuerdo las palabras exactas, y si me apuráis, ni las aproximadas.

Pues eso, que las conversaciones son peligrosas, sobretodo si te las registran. Como me sucedió a mí en una conversación con una chica. ¿Conversación... o monólogo?

José María dice:

¡Hola!
¿Has visto alguna de las pelis que hablamos?
(silencio)
Cuando empiece a hablar solo me avisas...
(silencio)
No te olvides de avisarme, porque hablar solo es un síntoma de locura, y he evitado la depresión, la ansiedad, la paranoia y la psicodelia durante mucho tiempo
Como para caer ahora en la locura hablando solo
Por ahora me contento con cantar solo
Me gusta cantar solo
Sobre todo le gusta a las personas que no pueden escucharme
Me lo agradecen profundamente
Lo sé porque cuando canto en publico me piden con vehemencia e incluso con amenazas de muerte que me calle
(silencio)
Esto es casi como un email
De hecho cuando escribo un email empiezo a escribir tonterías como estas a ver qué sale
¡Qué capacidad tengo para escribir tonterías!
No será porque soy tonto, ¿no?
¿Tú qué opinas?
Mejor no me lo digas, a un tonto es muy difícil engañarle...Y tú eres demaisado buena como para no intentar engañarme
(silencio)
¿Sabes que ahora hago galletas?
Y tienen mucho éxito
Galletas saladas y dulces
De hecho se puede decir que me alimento de galletas ya que llevo dos semanas sin butano
Es que no coincidimos
Recuerdo que una vez un butanero me echó la bronca porque vino tres veces a casa y yo no estaba
Voy camino de otra bronca del butanero.
Llamo al butano y al día siguiente me quedo en casa esperando. Ellos no vienen
Luego vienen cuando estoy en la biblio y me dejan una nota diciendome que ellos estaban y yo no
Claro, yo no puedo dejarles esa nota
Juegan con ventaja
Mi vida se reduce a aguantar broncas del repartidor de butano.
Ya ha pasado dos veces pero no pasará una tercera.
Voy a salir con la bombona de butano vacía al balcón y voy a amenazar con volar el edificio como no me traigan otra bombona de butano
Claro que sólo yo sabré que está vacía
A mi edificio no le hacen falta muchas amenzazas, con solo decirle que puede haber un terremoto empieza a temblar
Un día de estos se cae, y con la mala suerte de que me va a pillar dentro esperando al butano
(silencio)
estoy viendo Boston por el google earth
¿Te acuerdas de cheers?
el bar, la serie de tv
http://www.youtube.com/watch?v=FD8ljNobUys
(silencio)
¿Te quieres casar conmigo? Interpretaré el silencio como un sí.
(silencio)
¡No no, que era broma!
Pues eso, que cuando empiece a hablar sólo que me avises
(fin)

Aún sigo esperando que me avise la chiquilla. Besos, saludos, abrazos y silencio

02 mayo 2010

Matar a la hache

Extracto de una conversación del messenger con una amiga, identificada con el anónimo nombre de María


Yo dice:
María, que me han dicho que estás mala
Ponte buena
Yo ya me voy para el centro

María dice:
Malita, malita y no he dormido nada

Yo dice:
Entonces hemos estado los dos en vela
Aunque yo por otros motivos

María dice:
¿Cuáles?

Yo dice:
Que no me dormía...
Yo soy muy malo para dormir y cualquier cosa que me ponga nervioso me desvela

María dice:
Pues yo una congestión horrible que no me deja respirar

Yo dice:
¿Congestión, dolor de cabeza, náuseas?

María dice:
Dolor de cabeza

Yo dice:
¿Flojera intestinal, flojera en las canillas, liendres quizá?

María dice:
Jajaja

Yo dice:
Es muy duro cuando no puedes respirar

María dice:
Eres un sabiondooo
Jajaja

Yo dice:
Eso me decían de chico, sabiondo, monicaco...

María dice:
Eso es bueno

Yo dice:
Aunque yo me pregunto, ¿sabiondo lleva hache intercalada?
¿Sabi - hondo?
Qué cosas me pregunto

María dice:
No sé
Yo creo que no

Yo dice:
No, creo también que no la lleva, pero debería
Estamos perdiendo a la hache, con eso de que no hace ruido...
El mundo se va a quedar sin haches

María dice:
Me haces dudar, pero creo que no

Yo dice:
No, no

María dice:
Es que nos ahorraríamos mucho sin ella
Es un poco absurda

Yo dice:
¡Uy!
Que utilitarista
¿Tú eres de las que prescindirían de la b o de la v?

María dice:
Un poco floja más bien

Yo dice:
¿Con una bastaría, no?

María dice:
Sería mejor

Yo dice:
Ya te he calado
¡Mataletras!
Eso es lo que eres
Te gusta ir por ahí asesinando a las pobres consonantes

María dice:
Ese tiempo de pequeños que perdemos en una cosa tan absurda lo emplearíamos en otras más constructivas
Las que no valen para nada son sustituibles, sí

Yo dice:
No estoy de acuerdo

María dice:
Lo suponía

Yo dice:
Pero que este pequeño malentendido entre nosotros no nos distancie
¿Crees que podremos seguir siendo amigos?

María dice:
No, no
Creo q podemos intentarlo, pero será difícil

Yo dice:
Las letras son algo muy importante en cualquier relación
No sé yo...
Es que sin la hache yo no puedo vivir

María dice:
Con un poco de esfuerzo y yo con una dosis de paciencia creo que sí

Yo dice:
Cada vez que aspiro, realmente haspiro

María dice:
Jajaja

Yo dice:
Y tú también, porque ahora que tienes la nariz taponada seguro que no dejas de haspirar

María dice:
No te imaginas
Jajaja
Todo el día

Yo dice:
Bueno, que te recuperes cuanto antes

María dice:
Y lo odio, por eso odio la h

Yo dice:
Yo me voy a vestir que me están esperando
Pero no la odies

María dice:
Venga a tomar cañitas por mí
No la odio tranqui

Yo dice:
Mátala como un asesino frío y calculador
Sin sentimientos ni remordimientos, pero ten en cuenta que sin ella las manchas se quedarán mancas.

Ok, me tomaré tres por ti, tres por mí, tres por mi tía Hipólita, que en paz descanse

María dice:
Jajaja

Yo dice:
Fue hermana de una abuela a la que tampoco conocí

María dice:
Me muero de risa

Yo dice:
Gracias a Dios mi abuela se llamaba María
María es un nombre muy socorrido

Bueno, Mary, morirse de risa siempre es mejor que morir asesinada, así que no mates a la hache, te lo agradecerán las otras letras amenazadas: la b, la v, y la uve doble lo agradecerá dos veces.

20 marzo 2010

En Córdoba

Hola hola a todos, criuaturas extraordinarias, mujeres y otros seres de ficción,

hace mucho que no os escribo y me temo que va a seguir así la cosa por un largo periodo. Ahora mismo me encuentro exiliado en Córdoba, en mi primer trabajo, y aunque sea trabajo de funcionario tengo poco tiempo para otros menesteres. No quería que pasara un día más sin dar al menos una prueba de vida, así que os contaré curiosidades cordobesas que llaman la atención. Por ejemplo los nombres. Aquí en Córdoba existe un barrio que se llama Los Olivos Borrachos. Y en ese barrio resulta que hay un centro de desintoxicación del alcoholismo. ¿Coincidencia?

Yo creo que no, que hay una intención oculta. Que el cordobés dicen que es serio pero para mí que es pura fachada. Si no, ¿a qué viene situar a la Organizacióin Nacional de Ciegos (ONCE) en otro barrio que se llama "Vista Alegre"?

Por eso yo creo que aquí hay mucha chacota, y no se libran ni los muertos que oportunamente descansan en el "Cementerio de la Salud". Pero la ironía no acaba con ellos, va más lejos y los enfermos ya recalaban en su día en el Hospital de Agudos, que es como decir, a modo de Jacinto Polo de Medina, Hospital de Incurables.

Y nada más. Sigo sin internet, así que tardaré en escribir de nuevo.