11 junio 2010

Entre el follón y el ombligo

Hola, hola,

sé que soy como un fantasma que aparece una vez al mes y se marcha sin hacer ruido casi, pero tenéis que comprenderlo. Ahora soy funcionario, tengo que descansar de tanto esfuerzo...

En un juicio se produjo éste diálogo:
"Pregunta: ¿Le dispararon en medio del follón?
Respuesta: No, me dispararon un poquito más arriba, entre el follón y el ombligo."

Y es que hay que tener mucho cuidado con las cosas que se dicen. Porque cuando uno escribe puede revisar lo escrito, pero cuando uno habla ¡no hay marcha atrás! Y lo malo es que encima haya una persona que registre todo los que decimos, bien porque sea taquígrafo, bien porque sea mujer...

-¿Mujer? - diréis algunas a la defensiva, temiendo que vaya yo a empezar con cuestiones peliagudas. Y yo lo ratifico, sí. ¡Qué capacidad tienen las féminas para recordar de memoria las palabras que se han dicho! Es más, cuando te piden que les cuentes qué paso, suelen recalcar: "¿Pero qué dijo exactamente, cuáles fueron sus palabras exactas?" Yo me suelo encoger de hombros pues nunca recuerdo las palabras exactas, y si me apuráis, ni las aproximadas.

Pues eso, que las conversaciones son peligrosas, sobretodo si te las registran. Como me sucedió a mí en una conversación con una chica. ¿Conversación... o monólogo?

José María dice:

¡Hola!
¿Has visto alguna de las pelis que hablamos?
(silencio)
Cuando empiece a hablar solo me avisas...
(silencio)
No te olvides de avisarme, porque hablar solo es un síntoma de locura, y he evitado la depresión, la ansiedad, la paranoia y la psicodelia durante mucho tiempo
Como para caer ahora en la locura hablando solo
Por ahora me contento con cantar solo
Me gusta cantar solo
Sobre todo le gusta a las personas que no pueden escucharme
Me lo agradecen profundamente
Lo sé porque cuando canto en publico me piden con vehemencia e incluso con amenazas de muerte que me calle
(silencio)
Esto es casi como un email
De hecho cuando escribo un email empiezo a escribir tonterías como estas a ver qué sale
¡Qué capacidad tengo para escribir tonterías!
No será porque soy tonto, ¿no?
¿Tú qué opinas?
Mejor no me lo digas, a un tonto es muy difícil engañarle...Y tú eres demaisado buena como para no intentar engañarme
(silencio)
¿Sabes que ahora hago galletas?
Y tienen mucho éxito
Galletas saladas y dulces
De hecho se puede decir que me alimento de galletas ya que llevo dos semanas sin butano
Es que no coincidimos
Recuerdo que una vez un butanero me echó la bronca porque vino tres veces a casa y yo no estaba
Voy camino de otra bronca del butanero.
Llamo al butano y al día siguiente me quedo en casa esperando. Ellos no vienen
Luego vienen cuando estoy en la biblio y me dejan una nota diciendome que ellos estaban y yo no
Claro, yo no puedo dejarles esa nota
Juegan con ventaja
Mi vida se reduce a aguantar broncas del repartidor de butano.
Ya ha pasado dos veces pero no pasará una tercera.
Voy a salir con la bombona de butano vacía al balcón y voy a amenazar con volar el edificio como no me traigan otra bombona de butano
Claro que sólo yo sabré que está vacía
A mi edificio no le hacen falta muchas amenzazas, con solo decirle que puede haber un terremoto empieza a temblar
Un día de estos se cae, y con la mala suerte de que me va a pillar dentro esperando al butano
(silencio)
estoy viendo Boston por el google earth
¿Te acuerdas de cheers?
el bar, la serie de tv
http://www.youtube.com/watch?v=FD8ljNobUys
(silencio)
¿Te quieres casar conmigo? Interpretaré el silencio como un sí.
(silencio)
¡No no, que era broma!
Pues eso, que cuando empiece a hablar sólo que me avises
(fin)

Aún sigo esperando que me avise la chiquilla. Besos, saludos, abrazos y silencio

8 comentarios:

FRAN dijo...

Hombre, Ric, qué alegría leerte algo nuevo. Tus fans entendemos que ahora, como flamante funcionario, andes muy ocupado, pero nos gustaría que te prodigases un poquito más.

No pasa nada, no obstante, porque cuando escribes siempre lo haces con algún tema brillante o divertido y eso compensa la espera y tu ausencia.

El diálogo-monólogo de esta entrada es muy ameno, aunque no hubiera réplica de la chica, la muy malvada. Es como lo de Neruda: me gusta cuando callas...

Un fuerte abrazo, don Ric.

Aprendiz dijo...

Muy gracioso el post, pero debe ser una chica especial, si no no entiendo que insistas si no te contesta... hay una frase que dice: no pierdas el tiempo con alguien que no está dispuesto a pasarlo contigo...

Joaquín dijo...

Conozco otra versión:

-¿No es más cierto que usted le propinó a su vecina un golpe en la refriega?

-No, señor juez, no fue en la refriega...

-¿Ah, no?

-No, fue un poco más arriba, entre la refriega y el ombligo.

FRAN dijo...

Gracias por tu visita, amigo. Temo seriamente que Chesterton sea inagotable.

Por cierto que 'follón' es una palabra que siempre me ha parecido muy graciosa. Se presta a fáciles juegos de palabras.

;)

Un fuerte abrazo

ANTONIA RODRIGUEZ dijo...

ikaro5Hola, Rictus, me alegra leer algo nuevo ya que te sigo y te vendes muy caro. Pero como nuevo funcionario "Algo chiquitito tu sueldo quedó". ¿No?...Buen Lupiáñez persistente y agudo en tus comentarios. Un saludo.
ANTONIA.

Rictus Morte dijo...

Hola Fran, siempre tan amable. Comentarios tan animosos como los tuyos serán los que algún día me inciten a escribir una novela que ni publicarán, acabando con la autoestima por los suelos, jeje.

Aprendiz, el destino de los hombres es insistir detrás una y de otra hasta que alguna te acabe haciendo caso... Pero en este caso es una amiga, y como dices, especial. Y me encanta escribir, así que no me importaba que no hubiera nadie en el "más allá".

Lo del Follón, Joaquín, es de un email de esos que circulan. Pero recuerdo un libro muy divertido de anécdotas judiciales de Fernando Vizcaíno Casas. Creo que se llamaba "Historias de puñetas", pero no estoy muy seguro ahora.

Antonia, ¡Felicidades! Que hoy es San Antonio. Ya he visto que te tengo como seguidora. Y seguirme a mí tiene mérito, porque siempre estoy dando vueltas...

No sé quién eres, pero curiosamente sabes que soy un remoto Lupiáñez. Mi sueldo, ya de por sí escaso, va a dar un bajón en la próxima nómina bastante considerable. No he entrado con buen pie en la función pública, y eso que me ha costado diez añitos de estudio -sin contar la universidad-.

Pero es lo que toca, y no es que me conforme, que yo hago firme oposición a este gobierno de descerebrados y endemoniados, es que hay cosas más importantes por las que luchar que el dinero. Ahora me paso por tu blog para felicitarte allí.

Gracias a todos, siempre pensaba que cuando uno no hacía caso al blog -ni a los blogs de los demás- no podía esperar mucho de ellos, pero estaba tremandemente equivocado.

Un abrazo

Sex Shop dijo...

Muy buenooooo!!!!!!!!

Sex Shop dijo...

Muy buenooooo!!!!!!!!