02 abril 2013

Diario de una taza de váter


Querido diario, 

estoy hasta el culo de ver desagradables bocas y narices que me escupen cada día, y ese oscuro pozo negro que suelta sus inmundicias en mis entrañas. Los únicos que me comprenden son los perrillos que se acercan a beber a mi seno.

Y es que yo quisiera ser una fuente primorosa de aguas cristalinas, con verdes juncos y nenúfares y cantarinas cascadas.

Pero algún día, algún día se postrarán los hombres de rodillas ante mí y me verán como lo que soy, una fuente primorosa de blanca porcelana. Y beberán a morro, como los perrillos que tanto alegran mi existencia. Y quien sabe, quizá les devuelva sorpresivamente alguno de sus regalitos...

05 febrero 2013

Diario de una escopeta de feria


Querido diario,

hoy he vuelto a ir al psicólogo, los nervios me están matando. ¿Qué es lo que me pasa? ¿Por qué fallo tanto? No doy una. Y ahí están. Parece que los veo reírse de mí: patitos de goma amarillos por todas partes desfilando y desfilando. ¡Y que no doy una! Vamos, si yo fuera soldado querría ser patito de goma: 100% de probabilidades de salir indemne en las batallas.

El psicólogo, un revólver frío, plomizo, vacío y sin muchos escrúpulos ni sentimientos, me mira con condescendencia, pero yo sé lo que piensa. ¡Menudo! Está deseando ocupar mi puesto para disparar él a los patitos de goma amarillos. ¡En realidad TODOS quieren ocupar mi puesto! Pero no puedo comentárselo o dirá que estoy paranoica, y es capaz de ponerme una funda y encerrarme en un armero bajo llave.

Patitos de goma, patitos de goma, patitos de goma, un cocodrilo verde, patitos de goma, patitos de goma, lo que daría yo por un cocodrilo verde que se comiera a los patitos de goma...

21 enero 2013

Calzones nuevos


Un compañero nos ha comentado que piensa cambiar el estilo de sus calzoncillos, lo que me ha inspirado este réquiem...

Calzoncillo de Manolo
que empiezas a envejecer,
ni las dos bolas ni el bolo
te quieren ya ni ver,
ni te brinda un tranpantojo
ese apuesto tercer ojo.
 
Calzoncillo de Manolo,
que empiezas a esclarecer
y te das cuenta que solo
resta desaparecer
arrojado con desprecio
o vendido a bajo precio.
 
Calzoncillo de Manolo
no llores que se sospecha
que ese líquido de oro
es de la picha deshecha

12 enero 2013

Diario de una servilleta de tela


Querido diario

¡Qué orgullosa estoy de ser una señora servilleta! Bien doblada, con mis ribetes de ganchillo y esas iniciales bordadas con tanto primor.

        Y no como esas advenedizas servilletas de papel, tan vulgares que se tiran con desprecio luego de usarse. ¡Qué utilidad tan breve! En cambio yo puedo llevar el nudo bien alto, aun después de tener churretes de tomate. ¿Y esas manchas de vino que no acaban de desaparecer? Honor y blasón para mi estirpe son.

08 enero 2013

Diario de una primera edición


Querido diario,

desde el momento en el que fui creado sólo una vez he sentido el suave tacto de un dedo acaraciándome por debajo de cada una de mis líneas, ¡oh, cómo me gustaba! Y cuando llegaba al final de la página y cogía una hoja mía por la esquina y le daba la vuelta... Aunque yo sea un libro, lo que sentía era inenarrable.

Ahora, ochenta años después alguien ha vuelto a abrir mis hojas. Ha echado un rápido vistazo por encima, sin el detenimiento que tanto me gustaba, ha analizado el pintarrajo aquél que hizo un señor con bigote de forma grosera sobre la primera de mis hojas y ha dicho: "esto es un ejemplar único, y magníficamente conservado. Será mejor no seguir mancillándolo." Espero que eso signifique que volverán otra vez a acariciar mis líneas y a voltear mis hojas, porque esta soledad y este abandono me están matando... 

Todavía recuerdo lo que decía la cita en mi carátula: "lo que nos gusta es lo que nos mata."